lunes, 12 de febrero de 2018

Monasterio de Sant Miquel de Fluvià - Gerona

Este lugar se menciona en una bula papal de Sergio IV del año 1011 como propiedad de Sant Miquel de Cuixà y donde figura también una iglesia. En el año 1045 se bendijo de manera muy solemne el lugar donde se había de levantar el monasterio benedictino de Sant Miquel, acto en el que participaron de una u otra manera personalidades de la época, como el obispo y abad de Cuixà, Oliba, el arzobispo de Narbona, el obispo de Girona y los condes Ponç d'Empúries y Gausfred de Rosselló.
La iglesia monástica se consagró en el año 1066, fecha en que se confirma también su dependencia de Cuixà. El monasterio resultó favorecido por las donaciones de los condes de Empúries y también del condado de Barcelona (siglos XI y XII) también fue beneficiario de varias donaciones de los señores de Oltrera (Rosellón). Sant Miquel de Fluvià poseía la iglesia de Santa Coloma de Matella, donde se instaló una comunidad de monjas benedictinas (siglo XIV).
 Este monasterio fue anexionado a Sant Pere de Galligants, hecho del que se tiene constancia, al menos, desde el 1613. Mantuvo su actividad monástica hasta la exclaustración de 1835. Ahora es la iglesia parroquial de la población del mismo nombre que se extiende a su alrededor. Se conserva la iglesia de planta basilical con un corto transepto y una cabecera con tres ábsides, la misma que se consagró en 1066. En el interior se conserva una buena serie de capiteles con funciones arquitectónicas, además de otros que podrían proceder del desaparecido claustro. En un altar lateral se conserva una imagen gótica de la Virgen.
 La fisonomía del conjunto ha cambiado debido a la fortificación que se añadió al edificio original, quizás de la época de la guerra Civil Catalana (1462-1472). La portada también es obra posterior, lleva la fecha de 1532, época en que se hicieron otras reformas en el edificio, notablemente en la fachada y el coro. Hay que mencionar también su campanario lombardo, también fortificado. Al sur de la iglesia se encontraba el claustro, ahora (2012) en excavación. También se conservan otras dependencias de época muy posterior a la iglesia, que luego se transformaron en viviendas.

(Monestirs) 

Monasterio de San Payo de Diomondi - Lugo

La iglesia parroquial de San Pelayo (San Paio) de Diomondi es el templo de un antiguo monasterio benedictino, uno de los muchos que vieron construir y habitar las tierras gallegas durante la Edad Media.
El origen de este cenobio lucense se retrotrae al siglo X, poco después del martirio del mozárabe San Pelayo en Córdoba, santo al que está dedicado.
La construcción actual debe datar del siglo XII postrero y tiene mucha relación con la cercana iglesia de San Esteban de Ribas de Miño.
La iglesia dispone de una planta habitual de una nave y cabecera con ábside de semitambor. Sin embargo, la iglesia de San Pelayo de Diomondi muestra unas dimensiones y articulación muraria, que sin llegar a la monumentalidad de su "hermana mayor" de Santo Estevo de Ribas de Miño, sí es claramente superior al románico rural medio gallego.
La fachada está bien articulada, al menos en la parte inferior, pues la superior es completamente lisa y en ello se simplifica frente a San Esteban de Ribas de Miño.
La puerta y los arcos laterales ciegos sí disponen parecidas estructuras, aunque en el caso de Diomondi la iconografía de los capiteles es muy rica, siendo posiblemente lo mejor de este templo.
La citada puerta tiene cuatro arquivoltas semicirculares con alternancia de boceles y escocias con bolas. El tímpano es liso y está sostenido por dos cabezas de lobos muy bien conservadas. Los apoyos son cuatro pares de columnas, cuyos capiteles muestran un variado repertorio de animales, como sagitarios, aves, cuadrúpedos con cabeza humana, etc.
Los muros laterales de la nave tiene contrafuertes y en los paños intermedios del muro hay elegantes ventanales.
Otra pequeña puerta encontraremos en el centro del muro meridional de la nave. Es de la máxima sencillez estructural: una arquivolta plana rodeada de cenefa taqueada y un tímpano liso angrelado en su parte inferior, sostenido pos dos mochetas con cabezas de bóvidos.
La cabecera es bastante más baja que la nave y se articula al modo habitual con columnas entregas y ventanales.
Hay que fijarse en la sensación de verticalidad que muestra esta iglesia de de San Pelayo de Diomondi. No sólo es que la nave es alta en relación a su anchura, sino que todo ayuda a potenciar este carácter ascensional, como son los contrafuertes alternantes, la gran longitud de las columnas de ventanas y puerta, etc. Y todo ello sorprende cuando, casi con seguridad, la iglesia estaba proyectada para ser aún más alta. Nos explicamos. Los citados contrafuertes laterales muestran el arranque de arcos murales de descarga (incluso con una chambrana ajedrezada) como en el caso de San Esteban de Ribas de Miño. Por alguna razón estos arcos no fueron terminados y la altura del templo quedó empequeñecida. Quizás esta finalización anticipada sea la responsable de que el hastial se muestre "sin rematar" como en San Esteban.
Interiormente y como es bastante habitual en la arquitectura románica gallega, la nave no se abovedó sino que se dispuso de armaduras de madera a dos aguas sostenida por arcos transversales que emergen de columnas y que se adosan a los muros e a la misma altura que exteriormente están los contrafuertes.
Lo que si abovedó es la cabecera, como era preceptivo, con bóveda de medio cañón con fajones en el presbiterio y bóveda de horno en el ábside.

(Arteguias)

Iglesia de Sant Esteve de Prullans - Lérida

Sant Esteve de Prullans es una iglesia de la Cerdaña incluida en el inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña

Descripción
Es un templo de una sola nave con dos capillas a manera de crucero. La bóveda de la nave central es e cañón apuntado y las capillas, una es de arista y la segunda de cañón. El ábside es semicircular con dos aberturas abocinadas. Los muros son de cantería. El coro de madera se encuentra a los pies de la nave.
La portada es de medio punto con puerta de madera y herrajes y decoración geométrica. En el mismo plano que la fachada orientada a poniente está la torre campanario de sección cuadrangular edificada en cantería.

Historia
Es la iglesia parroquial del lugar y aparece mencionada en el acta de consagración de la Seo de Urgel de 839. 
Fué restaurada entre 1969 y 1972 y se colocaron vitrales en las pequeñas aberturas, así como una fuente de la que mana el agua a la pila bautismal.

(Wikipedia)


martes, 6 de febrero de 2018

Monasterio de San Miguel de los Reyes - Valencia

Este antiguo monasterio, sede actual de la Biblioteca Valenciana, acoge además la Academia Valenciana de la Lengua, la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas, el Registro de la Propiedad Intelectual de la Comunidad Valenciana y el Consorcio para la restauración, conservación y utilización del Monasterio de San Miguel de los Reyes.
El monasterio jerónimo de San Miguel de los Reyes se levantó en el siglo XVI sobre la antigua abadía mercedaria de Sant Bernat de Rascanya, gracias al mecenazgo del Duque de Calabria, virrey de Valencia. El edificio se comenzó en 1546 por el claustro sur, siguiendo planos de Juan de Vidaña y Alonso de Covarrubias, pero poco después de la muerte de su fundador, en 1550, las obras prácticamente se paralizaron.
No se reanudaron hasta la década de 1570, ahora bajo la clara influencia de El Escorial. Al atravesar la puerta de entrada nos hallamos directamente ante la fachada de la iglesia, una fachada-retablo renacentista enmarcada por dos torres y a la que se añadieron en la parte superior columnas salomónicas barrocas. El templo se construyó en las primeras décadas del siglo XVII con una sola nave, un gran coro alto a los pies, casi tan grande como el del Escorial, y una cúpula sobre el crucero. El monasterio tiene además dos severos claustros, rodeados por galerías de arcos sólo adornados por columnas adosadas y por balaustradas en la parte superior.
Vendido tras la desamortización, estuvo a punto de ser derribado, pero el ayuntamiento lo impidió. En 1856 fue destinado a asilo, y desde 1859 a los años 50 del siglo XX sirvió como cárcel, período al que le siguió un largo abandono. Hoy, felizmente rehabilitado, es la sede de la Biblioteca Valenciana
(Wikipedia) 

Monasterio de Nª Sª de los Ángeles - Villacastín

A lo largo de los cerca de cuatrocientos años que el monasterio ha sido morada de las clarisas han procuraron tareas para su sustento. Así, mantuvieron durante un largo periodo un parvulario y escuela. Hasta no hace muchas décadas también bordaban. Para adaptarse a los tiempos actuales han buscado nuevas ocupaciones. Una de ellas ha sido la de ensamblar las afamadas boquillas Tar Gard. 
En 2011 decidieron iniciarse en el arte de la repostería con la ayuda de las clarisas de Villarubia de los Ojos (Ciudad Real). Ya cuentan con un largo catálogo de productos.

(Delicias Monásticas)

sábado, 20 de enero de 2018

Monasterio de Nª Sª de la Consolación - Calabazanos

Al enviudar en 1440 Leonor de Castilla y Alburquenque, nieta del rey Enrique II de Castilla, esposa de Pedro Manrique II de Lara, creó un cenobio de monjas clarisas en Amusco. Años después, aprovechando la marcha de los benedictinos del monasterio de Calabazanos, dio cumplimiento al testamento de su marido y dispuso el traslado de la comunidad de Amusco a Calabazanos. El 22 de junio de 1458 se considera la fecha de la fundación del monasterio.
En 1468, dos años antes de morir, Leonor de Castilla ingresó en el nuevo monasterio junto con sus hijas Aldonza y María. La primera se convirtió en abadesa (antes lo había sido del monasterio de Amusco), aunque ejerció la dignidad por poco tiempo ya que falleció ese mismo año, y la segunda en vicaria. En 1498 el monasterio recibió del Papa Alejandro VI el privilegio de exponer permanentemente el Santísimo Sacramento.
Álvaro de Luna, condestable de Castilla, y su esposa Junan Pimental y el poeta Jorge Manrique estuvieron ligados al lugar. Entre las religiosas insignes de la comunidad destacaron María de Portocarrero, sobrina del Gran Capitán Gonzalo Fernandez de Córdoba, y María Láriz, sobrina de fray Juan de Zumñarraga, primer obispo de Mexico.
Entre 1868 y 1874, durante el Sexenio revolucionario, el monasterio de la Consolación de Calabazanos acogió a la comunidad del Monastario de Santa Clara de Palencia. Y en 1940 se integró en él a la comunidad de clarisas de Santa Clara de Alcocer, por haber sido destruido su convento durante la Guerra Civil.
Las clarisas de Calabazanos han mantenido la vida comunitaria ininterrumpidamente desde su fundación hasta nuestros días.

(Delicias Monásticas) 

Monasterio de San Benito - Talavera de la Reina

El monasterio de San Benito de Talavera de la Reina (provincia de Toledo, España) es un monasterio femenino de la Orden del Císter

Historia
Los orígenes del monasterio son desconocidos, aunque la tradición nos remonta a tiempos visigóticos. En esta época, un grupo de vírgenes consagradas se uniría para llevar vida comunitaria siguiendo los consejos evangélicos, tomando más tarde la Regla de San Benito como guía de su vivencia monástica.
En el siglo XII aparecen datos del monasterio primitivo, situado a las afueras de Talavera, llamado de San Antolín de las Dueñas.
Hacia el año 1300, el emplazamiento monástico se trasladará al interior del recinto amurallado de la ciudad, adoptando desde ahora la reforma cisterciense, floreciente en España y el resto de Europa. A partir de entonces, se tomará el nombre de San Benito para titular del monasterio.
El correr del tiempo y los avatares históricos fueron dejando profundas huellas en el enclave monástico. Algunos restos de muralla y el claustro del siglo xvi, de estilo isabelino, son testigos mudos de siglos de historia civil y religiosa.
El monasterio pertenece a la Congregación de San Bernardo de Castilla.

(Wikipedia)