Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA



sábado, 30 de mayo de 2015

Monasterio de Santa María de Sobrado dos Monxes

Es también conocido como monasterio de Sobrado de los Monjes (en gallego y oficialmente, Sobrado dos Monxes).
El monasterio fue fundado en el año 952 por Hermenegildo Alóitez, conde de Présaras, y su esposa la condesa Paterna Gundesíndez, quienes en 958 traspasaron el condado al monasterio y en ese mismo año, el conde se retiró y falleció ahí antes de diciembre de 966.

Aparece citado ya en documentos de finales del siglo X, con el nombre de San Salvador. La historia de los 150 primeros años de vida del monasterio no está suficientemente estudiada; sabemos que a principios del siglo XII el monasterio se encuentra abandonado. El monasterio fue heredado por los descendientes de los fundadores, miembros de la Casa de Traba, y casi dos siglos después, en enero de 1142, dos de los personajes más destacados de este linaje, Fernando y su hermano Bermudo Pérez de Traba, entregaron el monasterio a los monjes cistercienses.Fue entonces cuando San Bernardo de Claraval envía desde la Abadía de Claraval, en Francia, de donde es abad, una comunidad de monjes. Así, el 14 de febrero de 1142, comienza en Santa María de Sobrado la vida monástica cisterciense.
Durante el resto del siglo XII y el siglo XIII el monasterio desarrolla una gran actividad espiritual y económica. Después, como la mayoría de los monasterios de España y Europa, conoce una etapa de decadencia que se detiene en el año 1498 al incorporarse a la congregación de San Bernardo de Castilla de la orden del Císter. El monasterio recupera gran parte de su grandeza; la mayoría de los edificios que actualmente se conservan comienzan a construirse a partir de esta nueva época. La monumental iglesia se termina a finales del siglo XVII y en el año 1708 se consagró solemnemente.
Santa María de Sobrado sufre una nueva etapa de decadencia, que culmina en 1834: el 21 de septiembre de 1834 se suprime por real orden el monasterio. Al año siguiente, 1835, la mayor parte de los monasterios de España son también suprimidos, por una orden general y definitiva de desamortización. El monasterio de Santa María de Sobrado, sus edificios y posesiones son vendidos a personas no relacionadas con la institución religiosa o eclesiástica. Se inicia un deterioro progresivo de los edificios que acaban convirtiéndose en un enorme montón de ruinas y piedras.
En el año 1954, por encargo del cardenal Fernando Quiroga Palacios, arzobispo de Santiago de Compostela, el Monasterio Cisterciense de Viaceli, situado en la localidad de Cóbreces, en Cantabria, se hace cargo de su reconstrucción, y en el mes de julio de 1966 envía una comunidad de monjes de la Orden Cisterciense de la Estrecha Observancia (Trapenses).
El 25 de julio de 1966, solemnidad del Apóstol Santiago, comenzó nuevamente la vida monástica en el monasterio de Santa María de Sobrado.

miércoles, 27 de mayo de 2015

Monasterio de San Pedro de Lasieso

Sobre un cerro cercano a la iglesia de San Pedro de Lasieso estuvo ubicado un antiguo monasterio que fundó a finales del siglo XI el conde Sancho Ramírez, hijo bastardo del rey Ramiro de Aragón.
También hay quien apunta que la actual iglesia de San Pedro pudo ser construida sobre los restos del antiguo monasterio, en principio parece menos probable, aunque tampoco hay documentos que lo descarten. Sea cual fuera su ubicación lo que si sabemos es que el viejo monasterio aparece documentado desde el año 1083, estuvo habitado por la orden de los Mercedarios.
La actual iglesia consta de dos naves adosadas rematadas en sendos ábsides semicirculares, hermosísimos, el más pequeño con un hermoso friso de baquetones tipo "Serrables". También destaca su torre de dos cuerpos, preciosa, de las mas bellas de Serrablo en mi opinión, quizás junto a la de Lárrede y a la de San Bartolomé de Gavin.
Antes de abandonar este lugar fotografié un antiguo cementerio que hay a 200 metros de la iglesia. Hay una veintena de tumbas antropomorfas excavadas en la piedra, es muy interesante de visitar también. Me llamó la atención el pequeño tamaño de varias de estas tumbas, sin duda debieron de ser ocupadas por personas de muy corta edad..


(datos y foto de Cristian Laglera)

viernes, 22 de mayo de 2015

Iglesia de San Nicolás - Portomarín

Que si iglesia, que si castillo, que si campanario, que si almenas, metemos un rosetón, removemos y nos queda… la iglesia de San Nicolás, en Portomarín.
No sólo su forma es curiosa, también lo es su historia reciente. En 1962 el progreso condenó al antiguo pueblo de Portomarín a quedar sumergido bajo el embalse de Belesar. Sin embargo, los edificios mas interesantes entre los que se encontraba esta iglesia fueron desmontados piedra a piedra y reconstruidos en su nueva ubicación.
El pueblo nuevo no podemos afirmar que sea bonito, pero ya que pasas por allí aunque sólo sea por ver esto y las vistas que se tienen al cruzar andando el puente merece la pena parar un rato.

Santuario das Ermitas - O Bolo

Sobresale, ya desde el primer momento, la majestuosidad de la fachada de la iglesia así como de su forzado asentamiento junto a un peñasco en el fondo del valle del río Bibei.
En el centro se alza un crucero con el símbolo del Arbol de la Salvación.
La Casa de la Administración es un gran edificio donde trabajaban artesanos, que fue transformado posteriormente en un centro de estudios del Seminario de Astorga y en hospital de peregrinos. En la parte alta alberga estatuas de tamaño natural de las estaciones del Calvario.
La iglesia posee una fachada barroca en forma de retablo de tres pisos y columnas salomónicas, a la que se añadieron dos torres en 1679. El interior se distribuye en tres naves de diversas épocas, con el ábside excavado en la roca. El altar mayor es de estilo barroco del siglo XVII y contiene una imagen románica de la Virgen de As Ermitas.
En el santuario se celebra el día 8 de septiembre una popular romería.

jueves, 14 de mayo de 2015

Iglesia de San Salvador de Palat del Rey

San Salvador de Palat del Rey es una iglesia cristiana considerada como la más antigua conocida de la ciudad de León. Perteneció a un monasterio fundado por el rey Ramiro II de León, construido entre 931-951 junto a su palacio y destinado a su hija Elvira Ramírez que ingresó en él como monja abadesa.
Junto al inmueble hubo un cementerio, estimado como el primer panteón real leonés. Con la incursión de Almanzor en la zona en 988, el complejo sufriría una importante devastación. Más tarde se iniciaron restauraciones en la iglesia que llegó a ser parroquia, aunque alcanzó los primeros años del siglo XX en un estado de abandono tal que a punto estuvo de ser destruida. Se salvó gracias al estudio arquitectónico del arqueólogo Juan Crisóstomo Torbado y al estudio histórico de Manuel Gómez-Moreno; ambos demostraron la importancia de conservar un edificio de gran valor en la historia del reino de León y por lo tanto en la historia de España.
Fue declarada Bien de Interés Cultural en 1931.

(Wikipedia)

Iglesia de Santiago de Peñalba

La iglesia de Santiago de Peñalba, sita en la provincia de León es una de las joyas arquitectónicas del Arte mozárabe.
Está enclavada en el corazón del Valle del Oza a 14 kilómetros de Ponferrada. La zona, llena de monasterios e iglesias eremíticas desde el siglo VIII mereció en su época el sobrenombre de la "Tebaida berciana". Su situación en el centro de los Montes Aquilanos, la zona más abrupta de los Montes de León, facilitaba el aislamiento que buscaban los santos ascéticos de los siglos IX y X, como San Fructuoso y San Genadio.

Historia
Fue construida en la primera mitad del siglo X (937) por el abad Salomón, concretamente en el reinado de Ramiro II, quien hizo múltiples donaciones a la iglesia y al monasterio de la localidad. Entre ellas estuvo la llamada Cruz de Peñalba, actualmente símbolo de la comarca de El Bierzo. En esta cruz se puede ver la fuerte influencia de la orfebrería visigoda sobre los modelos mozárabes.

Arquitectura
Se trata de una iglesia con planta en cruz latina, con dos capillas en los brazos de la cruz, y dos ábsides, en la cabecera y en el pie de la cruz. El techo del cuerpo central o cimborrio y los ábsides tienen forma de cúpula. Es una iglesia de ábsides contrapuestos, algo muy raro. Hay ejemplos en el arte prerrománico en Alemania. Otros ejemplos son San Cebrián de Mazote y una está en el Norte de África. Se ha relacionado el hecho de tener dos ábsides con la religiosidad norteafricana bajo la influencia de la herejía de los circunceliones (seguidores del Donatismo). Si bien se pensaba que las capillas laterales pudiesen ser añadidos posteriores, recientes prospecciones arqueológicos han descubierto que toda la planta fue erigida en una misma y única construcción. En estos trabajos se comprobó que, hay una gran posibilidad de que los enterramientos interiores solo sean los dos del contra ábside único añadido posterior, que a día de hoy permanece, es el enterramiento románico exterior en su lado oeste, lado en el que debía estar el acceso (según los restos hallados) al antiguo monasterio y del que no se conservan restos.
La decoración y la estructura confieren a la iglesia una mezcla de elementos celtas (símbolos lunares y astrales), la planta de cruz latina, árabes (una pequeña cúpula gallonada cubre el altar principal) y visigóticos (los arcos de herradura).
En el interior podemos observar distintos restos de decoración pintada sobre cúpulas y paredes. Se encuentran pendientes de ser restauradas.En las paredes del coro podemos observar distintos grabados en estuco de figuras humanas, geométricas e incluso de animales.
Según recientes estudios corresponderían a pruebas realizadas por los monjes antes de transcribir dichos dibujos al papel, ya que el papel era un bien muy preciado. Otras recientes versiones lo atribuyen a simples dibujos realizados por los monjes para entretenerse o incluso como reafirmación de la identidad personal. Uno de los más conocidos es el elefante. Consiste en un dibujo, a pequeña escala, de un paquidermo, que se data en la época en que a Carlomagno le fue regalado dicho animal en la corte de Aquisgrán, noticia que causó gran revuelo en la Europa de la época y que, a tenor de lo visto, llegó hasta estos recónditos valles.
Otra característica de esta iglesia actualmente, es que la torre con las campanas, la espadaña, que se encuentra separada de la nave de la iglesia. La espadaña está al pie de la planta en cruz, en la cara oeste del edificio. Esta separación entre nave y espadaña es común en iglesias de la zona o de este estilo.

sábado, 9 de mayo de 2015

Santuario de Santa María de Dulcis - Buera

Descripción
A este santuario acuden a venerar a la Virgen de Dulcis, desde el siglo XII, los pueblos de la cuenca media del río Vero. El actual Santuario de Dulcis data del siglo XVII y fue construido tras el concilio de Trento, sobre un antiguo templo románico.
Presenta en su exterior las características del barroco aragonés. Es sobrio y sin decoración, mientras que en el interior conserva decoraciones en yeso de tradición mudéjar. Es el centro espiritual de la comarca.
 En su construcción se emplearon materiales austeros como la piedra y el sillar y otros utilizados en la arquitectura mudéjar como el tapial, el ladrillo y el yeso.
En el interior se estructura en torno a una sola nave sola nave, cubierta con bóveda de lunetos de la que parten dos capillas laterales. Contiene un presbiterio, de planta cuadrada, cubierta con cúpula sobre pechinas y linterna. La sacristía se aloja en el lado Norte y a los pies de la nave un coro.
Las bóvedas están profusamente decoradas y el presbiterio presenta decoración barroca a base de lazos de inspiración mudéjar, junto con elementos clásicos.

Historia
En el año 1658 se emprendió la construcción del santuario de Dulcis,  que sustituiría a un anterior templo románico, con la intención de dotarlo de más espacio e importancia. En torno a su construcción la tradición dice que, tras la expulsión de los moros de estas tierras durante la reconquista, la imagen de la Virgen apareció sobre un panal de miel, siendo éste el origen de su advocación. En el mismo lugar donde tuvo lugar el hallazgo se levantó el templo románico.
Las primeras noticias documentales que se poseen del lugar, son de esta época y aparece con el nombre de "Ocis", "de Ozis" y "d’Ulcis". Posteriormente el término derivará en Dulcis, con el que hoy se conoce y a partir del cual, surgirá la leyenda de la aparición de la Virgen.
Fue financiado en su mayor parte por el Capítulo de Alquézar, que ostentaba la jurisdicción y patronato de Dulcis, en un momento de crisis política y austeridad económica. Fue necesaria además la ayuda de los vecinos de Alquézar y sus aldeas (Buera, San Pelegrín, Radiquero, Asque y Colungo). Actualmente acuden a él en romería los habitantes de estos pueblos.

Declaración
El Boletín Oficial de Aragón del día 22 de abril de 2002 publica el Decreto 124/2002, de 9 de abril, del Gobierno de Aragón, por el que se declara Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, la denominada Ermita de Nuestra Señora de Dulcis, en la localidad de Buera, término municipal de Santa María de Dulcis (Huesca).

viernes, 8 de mayo de 2015

Iglesia de San Esteban - Puy de Cinca

Puy de Cinca fue uno de los pueblos que se vieron afectados por la construcción del embalse de El Grado, está ubicado a orillas del mismo pantano sobre las faldas de la peña y monte de San Martín. Sus momentos de esplendor fueron los siglos XVI y XVII, por aquel entonces era el pueblo más grande e importante de la zona, por delante incluso de Secastilla.

La iglesia de San Esteban es un templo de orígenes románicos (siglo XIII), aunque sufrió gran cantidad de reformas posteriores, especialmente durante los siglos XVI y XVII. Originalmente tenía una sola nave, aunque en las sucesivas reformas posteriores se construyeron dos nuevas naves más, una a cada lado de la nave central. También se construyeron las capillas laterales y la torre.
En Febrero  de 2015, el campanario que en la foto aparece todavía erguido, aunque ya herido de muerte, se derrumbó arrastrando en su caída gran parte de lo que quedaba del templo.
Lo más curioso es que ha dejado ha dejado al descubierto la antigua cabecera románica, oculta hace varios siglos tras una falsa cabecera recta que la torre se ha llevado con ella.
Con el derrumbe de la torre campanario Puy de Cinca muere un poquito más todavía. La torre era el emblema, el orgullo de la gente del lugar; aguantando invierno tras invierno las nieves, las lluvias y los vientos. Hemos perdido el faro que nos guiaba cuando bajábamos por la zigzagueante pista desde la ermita de San Martín. Hemos perdido la referencia cuando desde la carretera que enlaza El Grado con Aínsa mirábamos al otro lado del pantano y veíamos la torre, y nos preguntábamos cuantos inviernos más aguantaría en pie. Hemos perdido otro trocito de la historia de esta bendita tierra.

(Cristián Laglera – Resumido)

 

jueves, 7 de mayo de 2015

Monasterio de Santa María de El Paular - Rascafría

El Real Monasterio de Santa María de El Paular fue, desde su fundación en 1390 y durante 450 años, un monasterio cartujo. Actualmente, desde 1954, es una abadía benedictina.
Está situado en el municipio de Rascafría, en la vertiente madrileña de la Sierra de Guadarrama, en la Comunidad de Madrid.
Por orden de Enrique II de Castilla las obras de construcción del cenobio cartujano dieron comienzo en 1390 y se prolongaron durante varios siglos. Fue la primera fundación de la orden de San Bruno en Castilla. La ubicación fue elegida por el monarca y, según cuenta la tradición, decidió que el monasterio fuese de la orden cartuja debido a que, durante la guerra en Francia, su ejército había incendiado un monasterio de la misma orden. Enrique II se ocupó de señalar a su hijo, que reinaría como Juan I de Castilla, el lugar exacto de la construcción, junto a una ermita que se conocía como Santa María de El Paular. Esta ermita aún sobrevive hoy aunque rebautizada como Capilla de Nuestra Señora de Montserrat.
El proyecto contaba con tres edificios: el monasterio, la iglesia y un palacio para uso y disfrute de los reyes.
La iglesia tomó forma final durante el reinado de Isabel la Católica (1475–1504) y es la parte más sobresaliente de todo el conjunto. La reja que separa los fieles de los monjes fue realizada por el fraile cartujo Francisco de Salamanca y es una obra maestra en su género.
Lo mejor, sin embargo, es el retablo, realizado a finales del siglo XV en alabastro policromado. Recrea una serie de 17 escenas bíblicas con un extraordinario detalle.
En 1835 la desamortización de Mendizábal afectó de lleno al monasterio y la orden Cartuja fue exclaustrada. Buena parte de las obras de arte que el monasterio contenía se perdieron entonces, como, por ejemplo, los retablos y altares que decoraban las paredes de la iglesia y los miles de libros que albergaba su magnífica biblioteca.

Ya sin monjes que ocupasen el claustro, en 1876, poco después de que Alfonso XII ascendiese al trono, el gobierno declaró al Real Monasterio de Santa María de El Paular como Monumento Nacional, lo que, probablemente, salvó al edificio de la ruina total.

Monasterio de San Pedro de Montes - Ponferrada

Fundado en el siglo VII por San Fructuoso y su discípulo Valerio, el Monasterio de Montes es abandonado a raíz de la invasión musulmana y reconstruido más tarde, en el año 895, por San Genadio.
La desamortización de Mendizábal lo dejó definitivamente vacío.
En la actualidad la visita al monasterio supone un completo recorrido por diferentes estilos y épocas: el prerrománico, presente en algunos de los capiteles conservados; el románico de la torre; las ruinas del claustro y la fachada de la iglesia, del siglo XVIII.
En las proximidades del pueblo se halla la Ermita de Santa Cruz, construida en el S. XVIII, que conserva algunos restos de la primera edificación, como relieves visigóticos y mozárabes del siglo X.
El pueblo de Montes y el fantástico paisaje que se observa durante todo el recorrido merecen por sí solos una visita.

miércoles, 6 de mayo de 2015

Colegiata de Iria Flavia - Padrón

Iría Flavia era, según la tradición, una gran ciudad romana cuando llegó a estas costas el cuerpo del Apostol Santiago. La barca que lo traía atracó en el Rio Sar y fue amarrada a una piedra, o pedrón.
Su colegiata, los edificios de los canónigos y el entorno del templo suponen un buen motivo para hacer un alto en el camino.
Pese a ocupaciones anteriores, los romanos fueron quienes dotaron de poder a Iria Flavia. Su puerto fue el artífice, ya que le convirtió en un importante foco comercial. Fue con los Flavios cuando se le otorgó el derecho latino y se le dio el rango de municipium, o ciudad romana. Su nombre parece ser la unión de una palabra celta y el calificativo del emperador romano Flavio Vespasiano.
Los siguientes en intentar hacerse con estas tierras fueron los vándalos, suevos y godos, los delatan los restos de una necrópolis sueva y una basílica goda.
Aunque parezca una paradoja, el descubrimiento de los restos del Apóstol por parte de su obispo, significó la decadencia para Iria Flavia, pues se trasladaron a Santiago. Desde entonces pasó a ocupar un papel defensivo para proteger Compostela. La colegiata o iglesia de Iria Flavia es originariamente románica ojival del siglo XIII, aunque tiene partes de barroco. Fue el primer templo mariano del mundo, y su impulsor, como no, el gran Gelmírez. Decimos el primero porque la actual está sobre los restos de otra colegiata que a su vez aprovechó los restos de un templo romano-cristiano.
Es digna de contemplar en el tímpano de la puerta la representación de la Adoración de los reyes. El buen estado del resto del edificio se debe a una restauración ordenada por el obispo Monroi.
Si pasamos a su interior hay que acercarse a ver una imagen de la virgen tallada en granito, y el sepulcro del obispo santo que dicen apareció incorrupto al ser exhumado en 1675. También está el sepulcro de Rodrigo de Luna que moró 2 años en Padrón huyendo de los condes de Altamira. Fue sede episcopal y guarda las sepulturas de unos treinta obispos. Sus dos torres son su emblema, referencia desde cualquier zona del municipio.
En el exterior está el cementerio de Santa María de Adina en donde estuvo enterrada Rosalía de Castro. La poetisa escribió un poema dedicado a este cementerio y sus olivos, y el Nóbel de literatura, Camilo José Cela, pidió expresamente que se le enterrase bajo esta tierra con el epitafio de ¿el que resiste vence?. Sus restos descansan al lado de donde le bautizaron, cerca de sus familiares, al pie del camino Portugués, vía de cultura que tanto le gustaba. Incluso con su muerte convirtió a Iria Flavia en centro del universo celiano.

(Galicia Máxica )

sábado, 2 de mayo de 2015

Colegiata de Santa Maria la Blanca - Berbegal

Estamos ante un magnifico ejemplar románico del siglo XII (Monumento Histórico Artístico Nacional), concretamente su construcción comenzó en el año 1101 terminando en su primera factura en el 1149.
Rehabilitada en 2.005, la Colegiata consta de tres Naves y bóvedas de cañón apuntadas, sostenidas por cuatro columnas, dos ábsides semicirculares con sus ventanas; en la fachada, notable portada con arquivoltas y un Pantocrátor; la nave central fue ampliada durante el siglo XV con un coro para el Capítulo. ´


(Ayuntamiento de Berbegal)

Monasterio de Suso

Localización: tras atravesar el pueblo de San Millán de la Cogolla se alcanza un cruce en el que se indica la dirección a tomar. Una carretera serpenteante de unos 2 km conduce a un parking obligatorio situado a los pies del monasterio.

Descripción: tras escuchar la llamada de Dios, Emiliano, nacido en el 473 en Berceo, decidió entregarse a la vida contemplativa y penitente en la cercana Sierra de la Demanda, lugar agreste y solitario en el que acondicionó dos cuevas como lugar de retiro. Dado que con el paso del tiempo comenzó a recibir gran cantidad de visitas pidiendo consejo o sanación, rehuyó del sitio perdiéndose en la serranía durante cuarenta años. Tras su retiro como eremita en la soledad total, por diversas causas se vio obligado a volver a Suso donde terminó sus días liderando una pequeña comunidad cenobítica dúplice (murió en el año 574 a los 101 años de edad).
Tras la Reconquista de La Rioja en el 923 la figura de San Millán fue adquiriendo gran relevancia (fue patrono de navarros y castellanos frente a Santiago, patrono de los asturleoneses) y en el 984, sobre la modesta estructura del cenobio anterior, fue consagrada una nueva iglesia mozárabe. En este sitio, en el año 992, los monjes Velasco y Sisebuto escribieron el Códice Emilianense de los Concilios, auténtico compendio del saber mozárabe.
En el transcurso de las razias de Almanzor del año 1001 la iglesia fue saqueada y destruida, siendo reconstruida por Sancho III el Mayor de Pamplona hacia el año 1030. En el año 1053, el rey García de Nájera decidió construir un nuevo monasterio al fondo del valle (Monasterio de Yuso), lugar al que fueron trasladadas las reliquias del santo en el 1067. Si bien durante bastante tiempo coexistieron ambos monasterios, Suso bajo Regla mozárabe y Yuso bajo Regla benedictina, en el transcurso del siglo XII la actividad de Suso comenzó a declinar.
Conforme se llega al monasterio se observan, a la derecha y en plena roca, enterramientos estratificados en diferentes cuevas. La entrada al templo se realiza bajo un arco de herradura que apea en uno de sus lados sobre dos capiteles visigodos. El interior está conformado por naves mozárabes construidas sobre restos de estructuras visigodas. Los arcos correspondientes a la parte prerrománica son de herradura más o menos sobrepasados mientras que los correspondientes a la ampliación que llevó a cabo en el 1030 son de medio punto. El cenotafio de San Millán, así como la obra constructiva que lo rodea, son de época románica.

(Arqueomas)