miércoles, 15 de julio de 2015

Catedral de Santa María de la Asunción - Barbastro

La catedral de Santa María de la Asunción de Barbastro no es de las más conocidas de Aragón y España, posiblemente por su aspecto exterior austero, donde sí destaca su gran torre de planta poligonal.
A pesar de este desconocimiento, la catedral de Barbastro es un precioso edificio del gótico final construida en la primera mitad del siglo XVI, intervinieron maestros arquitectos de la talla de Juan de Segura o Juan de Sariñena y fue completada en el año 1536.
Se compone de planta de salón (concepción renacentista) de tres naves separadas por esbeltos y elegantes pilares fasciculados muy esbeltos que prosiguen en arcos y nervios en forma de palmera creando bóvedas de crucería muy complejas.
De inspiración gótica conserva, entre otras joyas, el magnífico retablo del altar mayor esculpido por Damián Forment, uno de los mejores escultores del renacimiento en España.
Dentro del Museo Diocesano de Barbastro hay que destacar las pinturas románicas murales procedentes de la iglesia de San Vicente Mártir de Vió.
Se trata, en concreto de parte de los frescos del ábside, con un Maiestas Domini perfectamente conservado, rodeado de los símbolos de los Evangelistas.
También quedan restos de escenas bíblicas. En concreto, una bien conservada corresponde a la Adoración de los reyes Magos.

(Arteguías)

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario