Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA



martes, 27 de octubre de 2015

Monasterio de las Descalzas Reales - Madrid

Este convento está tan ligado históricamente a las mujeres de la Casa de Austria que cabría considerarlo un equivalente femenino del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.
Fue fundado por Doña Juana de Austria (1535-1573), hermana de Felipe II y princesa de Portugal en 1559, y para ello compró las casas del tesorero de Carlos I, donde el propio Emperador se había alojado y donde había nacido la propia Doña Juana. La capilla sepulcral de la fundadora ocupa, según la tradición, el mismo espacio donde había nacido y es una pequeña joya del estilo escurialense.
El edificio es un característico palacio plateresco castellano, con columnas de mármol de Génova en los patios y salones decorados con azulejos y yeserías en la tradición morisca, pero con formas ya del Renacimiento.
La austeridad de las monjas franciscanas descalzas se unía aquí a la cuna real de muchas de ellas y al consiguiente lujo de las obras de arte sacro.
Tal densidad histórica, riqueza artística y perfecta conservación del conjunto hacen de las Descalzas un espacio único para evocar a los Austrias españoles de los siglos XVI y XVII.
Princesas e infantas solían pasar aquí temporadas en el “Cuarto Real”, donde vivió y murió la emperatriz María y donde se educó Isabel Clara Eugenia (1566-1633), hija de Felipe II, que luego regaló al convento la famosa serie de tapices de Rubens sobre la Eucaristía, destinada a alhajar la iglesia y el claustro de capellanes durante la Semana Santa y, en particular, durante la procesión del Santo Entierro, excepcional manifestación litúrgica para la que compuso música el maestro de capilla de esta casa y de la Emperatriz María, Tomás Luis de Victoria.


lunes, 19 de octubre de 2015

Monasterio de El Bueso - Urueña

En 1445 Pedro Téllez Girón es elegido Maestre de Calatrava. En 1451 Pedro Téllez Girón, hecho Señor de Urueña por Juan II y confirmado en tal título por Enrique IV. En 1454, reconstruye en el Monasterio del Bueso la capilla dedicada a La Anunciación.
 En 1459 los religiosos de El Bueso, expulsados por los Dominicos de Toro, se refugian en la abadía de San Benito de Valladolid. Les acoge el abad, Fray Juan de Gumiel. Fernando de Tibona, superior de El Bueso, que había entregado el Monasterio a los Dominicos, se arrepiente y se une al resto de monjes en Valladolid.
 En 1460 Pedro de Castilla, Obispo de Palencia, confirma El Bueso como Monasterio Benedictino e indica a la Comunidad dónde debe edificar la Iglesia, el convento y el cementerio, a través de un delegado suyo, Domingo Rodríguez.
 En 1463 el Papa Pío II ratifica la sentencia del Prior de la Colegiata de Valladolid, condenando a los Dominicos de Toro a devolver los papeles de El Bueso al Monasterio. En 1464 Enrique IV hace Conde de Urueña a Alonso Téllez Girón, hijo del Comendador de Calatrava Don Pedro, pero el joven muere cinco años después, dejando el título a su hermano Juan.
 En 1466 y tras haber obtenido dispensa de Pío II para dejar el Maestrazgo de Calatrava a su hijo Rodrigo a fin de casar con Isabel (la que habría de ser Isabel la Católica), Pedro Téllez Girón muere en circunstancias misteriosas.
 En 1476 Los Reyes Católicos confirman el Señorío de Urueña a favor de los Téllez Girón pese a no haber acudido ni el Conde ni su hermano el Maestre de Calatrava, ni su primo el Marqués de Villena, a besar la mano a Isabel al ser declarada Reina, y haber actuado todos en su contra en la guerra con el Rey de Portugal. Por intermedio del Condestable, los Reyes perdonan a Juan y Alonso Téllez Girón considerando  "que el Maestre y el Conde de Urueña eran mozos e que no habían errado de su voluntad salvo por ignorancia, traidos y engañados por el Marqués de Villena e por aquellos que le administraban".

martes, 13 de octubre de 2015

Monasterio de Scala Coeli - El Abrojo (Laguna de Duero)

Dentro del término municipal de Laguna de Duero (Valladolid), a unos dos kilómetros de la localidad, en El Abrojo se encuentran los restos del monasterio franciscano Scala Coeli (fundado en 1415), que en su fase original tuvo como prelados responsables primero a fray Pedro de Villacreces y después a San Pedro Regalado.
Cerca de los restos del convento estuvo un Palacio Real, donde descansaron los Reyes Católicos, Carlos I y Felipe II.
En 1624 se incendiaron tanto el convento como el palacio, quedando destruidos. El monasterio fue recontruido, pero sufrió posteriores inundaciones y hoy sólo quedan de él algunos restos.

domingo, 11 de octubre de 2015

Cartuja de Araceli - Butsènit

Se trata de una cartuja de vida muy corta, fue fundada en 1568 desde Escaladei por el monje Berenguer en el lugar donde se había establecido con anterioridad la desaparecida canónica de Sant Ruf de Lleida, al norte de la ciudad, que en aquel momento era propiedad del obispado de Lleida y que estaba abandonado. 
Hacia el año 1590 la cartuja se trasladó al santuario de la Mare de Déu de Butsènit, un lugar conocido desde el 1347, donde permaneció hasta que la comunidad fue suprimida por la misma orden del año 1592. 
El santuario donde se venera la Virgen de Butsènit se reedificó con posterioridad a esta última fecha.

sábado, 3 de octubre de 2015

Ermitas de Calatañazor

Ermita de la Soledad
Iglesia extramuros restaurada en gran medida, pero que muestra intacto el ábside y la puerta que se abre en el lado norte. Sólo presenta decoración esta puerta en su arquivolta exterior que voltea sobre los ábacos volados al haber desaparecido las columnas adosadas a las jambas.
En el ábside existen dos puertas tapiadas que se abrieron en el siglo XVII para el tránsito de los desfiles procesionales. Una imposta recorre el tambor a media altura dividiéndolo horizontalmente en dos secciones, mientras que las columnas son de fuste continuo en toda su altura. Tanto los capiteles como los canecillos que se distribuyen bajo el alero son de una talla admirable, en particular una figurilla representando a un músico sedente.

Iglesia de San Juan
De esta pequeña iglesia-ermita de una sola nave, presbiterio y ábside, no quedan sino algunos despojos que aún quieren dejarse ver entre la vegetación. Se conserva la portada en regular estado ostentando una sencilla decoración a base de bifolias

viernes, 2 de octubre de 2015

Ermita de San Antón o San Juan - Pano

La Ermita de San Antón o Ermita de San Juan, se encuentra en la aldea despoblada de Pano, municipio de Graus,  (provincia de Huesca).
Es un edificio de estilo románico, tratándose de parte de un antiguo monasterio que probablemente fue atacado cuando sufrió una razzia Roda de Isabena, en torno al año 1006. Tiene tres ábsides con arquillos ciegos y una artística ventana en la pared del sur, donde se abre la puerta de acceso.
Estaba decorada su interior con pinturas murales que ahora se conservan en el Museo de Lérida.

Ermita de San Miguel de Gormaz

Sobre un cerro, que domina la gran llanura fluvial soriana del Duero, se asienta una de las mayores fortalezas califales de Europa, el castillo de Gormaz. A sus pies una pequeña y austera ermita cobija en su interior un conjunto de pinturas murales románicas, que junto con San Baudelio de Berlanga, constituyen testimonios excepcionales del arte pictórico de este periodo. Es bien de Interés Cultural desde 1996.
Fue construida en mampuesto y encofrado de cal y canto, diseñada con una única nave, cabecera cuadrada y espadaña a los pies, presentando, como San Baudelio, imagen de obra prerrománica.
Las pinturas de San Miguel son una auténtica exhibición de dibujo, color e instrucción en la fe cristiana medieval, ejecutadas con una depurada técnica y manifiesta expresividad.
Los muros de la cabecera y de la parte anterior de la nave, están ocupados por magníficas pinturas realizadas con la misma técnica que en San Baudelio. La bóveda del ábside acoge un Cristo en Majestad enmarcado por mandorla y otras representaciones figuradas. En los muros del ábside aparecen otros elementos iconográficos como los Ancianos del Apocalipsis o el Agnus Dei. El muro septentrional de la nave acoge, en registros separados por cenefas y bandas con formas geométricas, escenas relacionadas con el nacimiento, la muerte y resurrección de Jesús, además de otras representaciones bélicas. En el paramento meridional se muestran los Magos y Herodes, la matanza de los inocentes, el pesaje de almas, el infierno o las espléndidas pero aterradoras escenas de dragones y serpientes, devorando a los condenados.
Traspasando el pórtico de incierto origen y la necrópolis medieval en él ubicada, una portada románica, integrada con posterioridad a la construcción del templo, nos conduce al interior. La portada primitiva, situada en el muro Sur, es de pequeñas dimensiones y está abierta en arco de herradura con dovelaje califal. Su cabecera está cubierta por una bóveda de cañón y la nave con estructura de madera atirantada. El suelo está tallado sobre la roca y un arco de herradura reconstruido da paso al ábside. 

(Soria románica)

jueves, 1 de octubre de 2015

Iglesia Parroquial de la Natividad de Nuestra Señora - Cascajares de la Sierra

La Iglesia Parroquial de la Natividad de Nuestra Señora consta de una planta de tres naves, de sillería y mampostería. Lo realmente destacable en ella es su ábside románico semicircular, y el presbiterio, ambos considerados una joya del románico primitivo y aún visigótico de finales del siglo XII.
De la misma época parece ser la Pila Bautismal, románica y bellamente decorada con arcadas ciegas que sirven de marco a cuidadosos relieves. Las pinturas sobre tabla del retablo mayor, así como el conjunto de esculturas de madera policromada, todas ellas de clara ascendencia popular, presentan claros rasgos góticos de finales del siglo XV. Tienen un importante valor artístico.
Una pintura sobre tabla que representa a Santiago Peregrino en figura de busto junto a San Juan, atribuida al maestro de Belorado, fue mostrada en varias exposiciones en la Catedral de Burgos, siendo considerada como "...una de las piezas de los siglos XV y XVI que merece ser destacada".