Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA



sábado, 30 de enero de 2016

Monasterio de San Pedro de Cardeña - Castrillo del Val

El monasterio de San Pedro de Cardeña es una abadía trapense situada en Castrillo del Val, a 10 km del centro de Burgos (España). Actualmente, está considerado como BIC (Bien de Interés Cultural) (fue declarado Monumento histórico-artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional mediante decreto de 3 de junio de 1931).
 El monasterio se habrá fundado antes de 902 cuando el conde de Lantarón y de Cerezo, Gonzalo Téllez y su esposa Flámula realizaron la primera donación documentada al cenobio el 24 de septiembre de ese año de una serna en Pedernales y unas eras de sal.

En los siglos IX o X sus monjes fueron martirizados por los musulmanes, canonizados en 1603 y conocidos como los «Mártires de Cardeña».
El monasterio goza de gran popularidad con gran afluencia de devotos, entre los que se encuentran el rey Felipe III de España y su esposa la reina Doña Margarita de Austria. Una de sus preciadas reliquias, la cabeza de su abad San Esteban, fue trasladada al Monasterio de Celanova; también se encuentran dos urnas en el Monasterio de la Huelgas y otra en la Catedral de Burgos.

Cada año, el 6 de agosto, aniversario del martirio, la tierra del claustro donde fueron sepultados los mártires, se teñía de un color rojizo que parecía sangre. El milagroso prodigio, ampliamente testificado, se repite hasta finales del siglo XIV. El año 1674 ya una vez levantado el nuevo claustro de estilo herreriano se reprodujo el hecho, personándose el arzobispo Enrique de Peralta, que vivamente impresionado encargó un estudio, interviniendo médicos y teólogos. Recogió el líquido, coaguló al ser puesto en agua hirviendo.
El 1 de febrero de 1967 un violento incendio destruyó las tres cuartas partes del monasterio, habitado desde 1942 por la abadía trapense de Nuestra Señora de los Mártires.

jueves, 28 de enero de 2016

Monasterio del Corpus Christi - Llutxent

El monasterio del Corpus Christi situado en el término municipal de Luchente (Valencia), es una edificación conventual que tiene sus orígenes en una ermita del siglo XIII y que fue renovada en el siglo XVIII.
Este monasterio presenta edificaciones de diferentes épocas, comenzándose a levantar desde el siglo XIV. La construcción de este monasterio está vinculada al "Milagro de los Corporales" que, según la tradición, ocurrió en este lugar en el siglo XIII.
El conjunto se ordena a través de un claustro, en cuyo lado sur se encuentran el aula, las celdas y el refectorio. El claustro de planta cuadrada consta de dos cuerpos, el inferior con arcos sobre pilastras con capiteles decorados con motivos eucarísticos. La Iglesia del Corpus Christi se sitúa en el lado norte del claustro del monasterio del mismo nombre. Se trata de una iglesia de una sola nave dividida en cuatro tramos con coro alto a los pies. Está cubierta con bóveda de crucería y bóveda estrellada en el coro alto. En el lado de la Epístola presenta dos capillas anexas realizadas en el siglo XVIII, la capilla de la Santa Faz y la capilla de la Comunión esta última de planta de cruz griega con cúpula sobre pechinas.
La fábrica de la iglesia está realizada con mampostería en los muros y sillería en los contrafuertes y en las esquinas. Hacia el este del conjunto se encuentra el patio de servicios alrededor del cual se distribuyen las diferentes dependencias para el funcionamiento del monasterio.

martes, 19 de enero de 2016

Ermita de Chalamera


La Ermita de Santa María de Chalamera es una de las joyas del arte románico tardío en Aragón. 
Es un edifico templario de gran monumentalidad y sobriedad, ubicado en un lugar de especial belleza.

miércoles, 13 de enero de 2016

Iglesia de San Ginés - Rejas de San Esteban

Lo que se ve de la Iglesia de San Ginés, viene a ser en lo esencial una reproducción de San Martin. La galería está cegada, pero se ven los restos de cinco arcos, tres y dos a cada lado de una puerta que se ha abierto posteriormente y que, en parte, destroza por lo menos un arco. Se ven tres capiteles a la izquierda de la puerta. Todos los arcos, incluso los de la puerta de la galería, llevan imposta de billetes. El pórtico interior es también copia del de San Martin, con unas impostas de billetes, roleos y bolas. Un alero con imposta corrida y canecillos de varias clases bastante bien conservados.

lunes, 11 de enero de 2016

Ermita de San Vicente de Pospozuelo

La ermita de San Vicente es un templo católico con un ábside de estilo románico que data de finales del siglo XIII. Está situada a orillas de la carretera que une la localidad de Fuentesoto con Sacramenia, en un lugar llamado Soto del Arroyo de la Redonda, cerca de dicho arroyo; perteneció y fue parroquia de un antiguo despoblado llamado de San Vicente de Pospozuelo.
Tiene una sola nave cuya construcción fue añadida en el siglo XVII. El edificio fue restaurado en 1991 bajo la protección de la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León.
Hasta ese momento la ermita permanecía sin cubierta en la nave y en estado totalmente ruinoso.

(Wikipedia)

jueves, 7 de enero de 2016

Ermita de San Saturio

La ermita de San Saturio está situada en la ciudad de Soria. Es considerado popularmente, en su enclave paisajístico, uno de los parajes más bellos que posee la ciudad.
Se cree que los templarios de San Polo monopolizaban el acceso a la cueva de Peñalba sobre la que se construyó la ermita de San Miguel de la Peña. La tradición dice que allí vivió el anacoreta visigodo San Saturio, santo patrono de la ciudad de Soria, bajo cuya advocación se encuentra el templo desde el siglo XVI y que, curiosamente, repite la estructura octogonal arquetípica del Temple.
Inicialmente los restos de San Saturio reposaban en esta cueva encima de la que fue construida la ermita, pero al construirse el edificio religioso se trasladaron al altar mayor del templo.
La ermita actual se construyó a finales del siglo XVII, colgada sobre el roquedal al lado del Duero. El arquitecto fue Pedro de Ajín, en pleno período barroco aunque la ermita es sobria en cuanto al edificio, que no en lo que respecta a sus retablos y pinturas, en donde el barroco está en su plenitud.
A la ermita se accede por la cueva situada a sus pies, origen de la tradición santera. En un primer término, se encuentra la sala de reuniones del llamado Cabildo de los Heros, una especie de Tribunal de las Aguas para el secano donde celebraba sus juntas la hermandad de labradores. La sala posee una delicada bancada de piedra y una efigie del santo colocada en el lugar de honor.
Tras él, se encuentra el oratorio de San Miguel donde San Saturio asentó un pequeño altarcillo a San Miguel Arcángel, cuya figura, dominando al demonio, está presente en diversas estancias, tanto en escultura como en pintura. También tiene una imagen de Santa Ana procedente de una ermita situada en el cerro Santa Ana, monte arriba de ésta de San Saturio.
Por una escalera adosada a la roca se sube a las dos salas capitulares, desde cuyos balcones se contempla el bello panorama de las orillas del Duero. En la sacristía en un retablo barroco se encuentra un Cristo Crucificado de gran tamaño.
La iglesia es de planta octogonal muy alargada, cubierta con cúpula de ocho elementos y linterna. En los frescos de sus paredes está representada la historia de San Saturio empezando por el lado del Evangelio. Además en el retablo mayor barroco se cuenta su relicario del siglo XVII.
En la cúpula, con linterna, frescos con representaciones de santos ermitaños, entre ellos San Juan Bautista, San Juan Evangelista, San Benito y el propio Jesucristo en el desierto. Esta obra fue realizada por Antonio Zapata entre los años de 1704 y 1705, el pintor soriano barroco más destacado, discípulo de Antonio Palomino.


(Extractado de "Porque no solo de curvas...")


domingo, 3 de enero de 2016

Convento del Desierto de Calanda

El convento del Desierto de Calanda, España, es un edificio barroco de grandes dimensiones, actualmente en ruinas, que se encuentra a 12 km del pueblo y al que no es fácil acceder debido a los muchos cruces de caminos que hay hasta llegar a él. Debido a su lastimoso estado de conservación, este monumento ha sido incluido en la Lista Roja de Patrimonio de la organización Hispania Nostra. Está catalogado como Bien de Interés Cultural Autonómico.

Historia
Bajo la advocación de San Elías, el convento fue fundado en 1682 , alargándose su construcción hasta 1701, y reconstruido en varias ocasiones, en 1705 por los desperfectos causados por la Guerra de Sucesión Española, en 1708 a causa de un incendio y más tarde, en 1809 por los daños sufridos en la Guerra de la independencia española, volviéndose a utilizar como convento a partir de 1814. Pese a las múltiples reconstrucciones se mantuvieron la disposición y estructuras originales. Llamado del Desierto, por su emplazamiento en una zona extensamente deshabitada, y por ser la típica ubicación carmelitana con la que trataba de conseguir la reforma de la iglesia a través de una vida de austeridad, aislamiento y recogimiento. Aunque en principio fue una torre de campo de una familia, a ésta se le añadió la construcción del convento que según dicen los escritos llegó a tener 40 religiosos, de la Orden de los Carmelitas Descalzos. Fue debido a su aislamiento y ubicación retirada que los frailes eligieron esta ubicación, dado que buscaban un sitio apartado de los núcleos de población, para estar tranquilos en sus rezos y trabajos.
En 1836 con el proceso de desamortización de Mendizábal pasó a manos privadas, siendo vendido en 1842 a Antonio Calvo, y permaneciendo desde entonces en propiedad privada.
A pesar de su abandono y su estado de ruina actual, todavía conserva su estructura original. Es una obra suntuosa de cuatro plantas. Iglesia de una sola nave, planta rectangular y 8 altares. El Convento del Desierto es apodado como el "Escorial aragonés", por sus grandes dimensiones.


Descripción
El convento propiamente dicho estaba formado por un edificio de dimensiones considerables y fábrica de mampostería con sillares de refuerzo, en el que destaca la presencia de un templo construido siguiendo el estilo barroco, un claustro destinado a las procesiones y un bloque de celdas para uso de los frailes. Además el complejo contaba con otras construcciones que se utilizaban para los menesteres de la vida en comunidad: biblioteca, sala capitular, refectorio, cocina, enfermería, bodegas, establos, almacenes, molino, fuente, nevera (la cual se encuentra en perfecto estado de conservación), campos para el cultivo…

Disponía el convento de una explanada frontal a la entrada de la Iglesia (de una sola nave y con ocho altares) de 22 m². El altar mayor, construido con madera de los pinares aledaños a raíz de la exclaustración del año 1835, y cómo consecuencia de la Desamortización de Mendizábal, fue trasladado al Templo del Pilar de la villa y quemado en el año 1936. Las dos campanas del convento fueron también al Pilar de Calanda, pagadas por la mayordomía antes de que la comunidad saliera. Fueron fundidas en 1784. Una de ellas, rejada por un cañonazo en la guerra carlista en 1838. Ambas fueron retiradas del campanario del Pilar en 1936 y utilizadas en Barcelona para fines bélicos.

viernes, 1 de enero de 2016

Cartuja de Valldemossa

La iglesia, edificio de estilo neoclásico decorado por grandes artistas y artesanos de la época, se empezó a construir en 1751 sobre la iglesia primitiva erigida en 1446. El conjunto cuenta con claustro —una de las partes más antiguas de las edificaciones actuales—, la antigua farmacia de los cartujos, jardín y las habitaciones de la Celda Prioral —capilla, biblioteca, sala de audiencias, dormitorio ...— donde se conserva el legado histórico y artístico de los cartujos, mostrando cómo vivían los monjes. En la celda 4 se encuentran los documentos y recuerdos de la estancia del músico Frederic Chopin y la escritora George Sand en el invierno del año 1838-1839. Chopin compuso allí sus Preludios Op. 28 y Sand escribió Un invierno en Mallorca.
En el conjunto está el Museo Municipal, que acoge una sección dedicada a la antigua Imprenta Guasp, la sala del Archiduque Luis Salvador, la pinacoteca "La Serra de Tramuntana" y una colección de arte contemporáneo. Atravesando la plaza de la Cartuja y pasando por delante del Estudio del pintor Coll Bardolet se encuentra el Palacio del rey Sancho, una lujosa mansión que conserva elementos de la antigua Cartuja, como la escalera de acceso, el claustro y la torre de defensa.
Además de Chopin, en la Cartuja han pasado temporadas personajes como Jovellanos —confinado en Valldemossa por cuestiones políticas—, Rubén Darío, Miguel de Unamuno, Azorín y Santiago Rusiñol, entre otros. Este último describe el ambiente, el paisaje y los edificios de la Cartuja en su obra Andanzas y visiones españolas.
Hasta 2004 el salón de música del Palacio acoge cada día actuaciones folclóricas a cargo del Parado de Valldemossa y conciertos de piano interpretados por destacados pianistas.

(Wikipedia)