Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA



domingo, 30 de octubre de 2016

Convento de San Bernardino - Poza de la Sal

Se trata de un convento franciscano, dedicado a San Bernardino. Fundado a mediados del siglo XV, tuvo actividad hasta la desamortización. Actualmente en ruinas.

Situación:
Al norte de Poza de la Sal. Se puede ir desde Aguas Cándidas, por un desvío a la derecha de la carretera a Salas de Bureba, en unos 3 km. Actualmente (2011) no es accesible

(Monasterios de Castilla y León)

jueves, 27 de octubre de 2016

Monasterio de san Félix de Oca

A pie de monte, en un bello paraje, se localiza la villa de Villafranca Montes de Oca, parada fundamental en el Camino de Santiago para los peregrinos antes de enfrentarse a la dura travesía de los Montes de Oca. Al nordeste de la villa se alzan solitarias las ruinas del antiguo monasterio de San Félix de Oca. Su fundación debió ser muy antigua. La primera referencia documental data del año 863. En ella se afirma que San Félix de Oca fue engrandecido por el abad Severo y el conde Diego Rodríguez Porcelos, quien, según la tradición, fue enterrado entre sus muros.
En la alta y plena Edad Media el lugar se incluía en el alfoz de Oca, y como tal aparece en el Becerro Gótico de Cardeña del año 964. A partir del año 1049 perteneció al monasterio de San Millán de la Cogolla, apareciendo citado por primera vez en un documento apócrifo.
Los escasos restos del monasterio que aún se conservan son de clara cronología
prerrománica. Lo único que queda en pie es parte de la iglesia, en concreto un trozo de la cabecera de planta cuadrada, que se cubría con cúpula y a la que se accedía a través de un arco triunfal de herradura. Gracias a las excavaciones se sabe que el templo era de planta basilical y que sus cimientos eran de época visigoda.

(Tierras de Burgos)

miércoles, 26 de octubre de 2016

Monasterio de San Cristóbal - Ibeas de Juarros

En los últimos años del siglo XI, época en que se había impuesto la señorialización y es la nobleza la propietaria de la tierra, el mayor propietario en Ibeas era un noble de la corte del rey Alfonso VI, Alvar Díaz, quien fundó el Mº de San Cristóbal de Ibeas, el cual llegó a alcanzar un extraordinario poder económico y político (monasterio del que apenas quedan hoy algunas paredes junto al cementerio de San Millán).
Para el sostenimiento de la comunidad, el rey hace entrega al monasterio de la tercera parte del término que hoy coincidiría con el de San Millán de Juarros.
Tras esta decisión los vecinos de Ibeas que trabajaban en esas tierras, pasaban a ser vasallos y renteros del nuevo monasterio. Pero el detrimento de Ibeas iba en aumento, ya que lo primero que hizo el rey fue fomentar el poblamiento en las inmediaciones del Monasterio, así Ibeas iba quedando orillado, con un término reducido y de menor fertilidad. En esa delicada situación debió permanecer entre los siglos XIII y XIV.
Ahora bien, aquella mala situación pronto se vio superada. En el siglo XVI hay datos suficientes para pensar que Ibeas se recuperó como una villa próspera, coincidiendo con el reinado de los Reyes Católicos y durante el siglo XVI.
Algunos datos lo confirman:
En primer lugar, el aumento del número de habitantes: en 1587 se llega a alcanzar la importante cifra de 40 vecinos.
Otro dato significativo es el de la ampliación de las zonas de cultivo dentro de su término mediante nuevas roturaciones.
Abundantes conflictos con el abad de San Cristóbal, en los que Ibeas contó con la colaboración de sus otros socios, los miembros de la llamada Junta de Juarros.
Restos de algunas nobles casas, como las del antiguo hospital, levantadas junto a la iglesia, o la misma iglesia, sin duda reconstruida sobre otra anterior románica, con sus bellas trazas gótico-isabelinas y su elegante retablo mayor.
Aquel crecimiento del siglo XVI estuvo en estrecha relación con el auge de la ciudad de Burgos, a la que Ibeas podía suministrar productos alimenticios y textiles, y en relación con el comercio internacional de la lana, donde Ibeas, por su condición de encrucijada de caminos, ejerció un importante papel.
He aquí un amplio abanico de actividades (agricultura, ganadería, caza, pesca, artesanía y comercio), que permitieron a los vecinos de Ibeas vivir en el pasado con dignidad, en libertad y solidaridad vecinal.
Hoy, como ayer, la cercanía de la ciudad, del río y los caminos que atraviesan el municipio siguen construyendo sus más preciadas señas de identidad.

(Ayuntamiento de Ibeas de Juarros)

lunes, 24 de octubre de 2016

Ermita de Nuestra Señora de las Nieves (Porcieda)

En el pueblo deshabitado de Porcieda también se encuentra la pequeña ermita barroca de Nuestra Señora de las Nieves. Data de 1752 y sus muros son de mampostería, tiene cubierta de madera y el tejado es a tres aguas, siendo su planta rectangular. La entrada está en el hastial y en la cabecera hay una pequeña espadaña. 
En el interior hay un retablo moderno con una imagen de la Virgen con el niño Jesús de pie. Se celebra su fiesta el 5 de agosto.


(Wikipedia)

jueves, 20 de octubre de 2016

Monasterio de San Jerónimo de Guisando - El Tiemblo

El monasterio San Jerónimo de Guisando o monasterio de los Jerónimos de Guisando es un monasterio en ruinas de la Orden Jerónima situado dentro del municipio español de El Tiemblo, en la provincia de Ávila (comunidad autónoma de Castilla y León). El monasterio fue declarado (junto con jardines, ermita y cueva) bien de interés cultural el 5 de febrero de 1954 en la categoría de «sitio histórico».
El decreto de declaración como paraje pintoresco (antecedente de la figura de sitio histórico) de 1954 publicado en el Boletín Oficial del Estado y en el que también se incluye la declaración de los Toros de Guisando como parte del conjunto histórico, menciona el claustro de transición del gótico al Renacimiento, los muros de la Iglesia, los jardines, una ermita construida por el Marqués de Villena y unas cuevas supuestamente habitadas por unos monjes jerónimos antes de la construcción en 1375 del monasterio.
El origen del monasterio data de 1375, y fue construido al parecer sobre un territorio cedido por Juana Fernández, tutora de Leonor de Castilla, una hija de Enrique II. Durante el siglo XVI el complejo sufrió un incendio, posteriormente al cual se realizó una reconstrucción significativa del monasterio

(Wikipedia)

sábado, 15 de octubre de 2016

Monasterio de San Bartolomé de Lupiana

El monasterio de San Bartolomé de Lupiana es un monasterio jerónimo situado en la localidad alcarreña de Lupiana en la provincia castellana de Guadalajara (España). Fue en este monasterio donde se nació el germen de la Orden de San Jerónimo (O.S.H.). Su construcción como monasterio propiamente dicho comenzó en el año 1474 sobre una ermita ya existente dedicada a San Bartolomé, que databa de 1330.
Actualmente, está considerada como BIC (Bien de Interés Cultural) (fue declarado Monumento histórico-artistico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional mediante decreto de 3 de junio de 1931).

Historia del monasterio

Este monasterio es la casa madre de la Orden de San Jerónimo, fundado gracias a Pedro Fernández Pecha y Fernando Yáñez de Figueroa, regla que fue aprobada por Gregorio XI en 1373. A partir del siglo XVI el cargo de prior del Monasterio de Lupiana está aparejado con el cargo de Superior de la Orden y allí se celebraron los Capítulos Generales cada tres años.
El monasterio se sitúo en una de las laderas del valle del río Matayeguas, en unos terrenos donde había una ermita de San Bartolomé que fue construida por Diego Martínez de la Cámara, pariente de Pedro Fernández Pecha, uno de los fundadores de la Orden. Esta ermita primitiva funcionó como iglesia hasta que fue ampliada a finales del siglo XV y derribada en el siglo XVII para construir la actual iglesia. El monasterio contó con tres claustros, de los cuales han sobrevivido únicamente dos.
La comunidad sobrevivió a diversos avatares y no le afectó la invasión napoleónica. Sin embargo, su final se precipitó con la Desamortización de Mendizábal ya que el 8 de marzo de 1835 los monjes jerónimos abandonaron su monasterio y éste pasó a manos particulares y luego al Marqués de Barzanallana. En todo este periplo el monasterio prácticamente ha quedado en ruina y solamente se conserva el claustro de Covarrubias, los muros y fachada de la iglesia y algunas salas. Actualmente sirve como salón de bodas.

(Wikipedia)

lunes, 10 de octubre de 2016

Monasterio de Nª Sª de los Lirios - Alveinte

Pese a que a nuestros días sólo han llegado las ruinas de este recinto, merece la pena hablar de él y visitarlo pues es un bello e historiado rincón de la Sierra de la Demanda. 
Fue lugar de castigo y reflexión para aquellos monjes franciscanos que no habían observado con el debido rigor las normas de su Orden. Sufrió varios incendios a lo largo de la historia, alguno provocado por sus propios inquilinos, y sirvió de refugio a la Junta de Defensa en 1810 durante la Guerra de la Independencia. Ese mismo año fue saqueado e incendiado de nuevo por el ejército de Napoleón. 
El monasterio fue abandonado a mediados del siglo XIX tras la desamortización de Mendizábal. A principios del XX los muros fueron barrenados para utilizar su piedra en la construcción de una central eléctrica cercana. Famoso por la dureza de la vida que en él se hacía, ha perdurado un dicho: “Fraile, ¿qué hiciste que a Alveinte viniste?”. Situado a 5 km del pueblo, para llegar a Alveinte se sigue un camino forestal que brinda un agradable paseo.

(Agalsa)

lunes, 3 de octubre de 2016

Iglesia de San Martín de Artaiz

La iglesia de San Martín de Artaiz viene a estas paginas como una de las mas representativas entre las muchas bellas iglesias románicas de Navarra que se mueven en el área de lo rural. En la misma línea están por ejemplo las iglesias de Arce y Gazólaz, las ermitas de Echano y Catalain, Santa María del Campo de Navascués o San Jorge de Azuelo. Pero en Artaiz, dentro de una gran sencillez arquitectónica se dan ciertas notas preferentes de calidad y primor en la escultura.

(La España románica - Ediciones Encuentro)

domingo, 2 de octubre de 2016

Convento de la Concepción - Olmedo

Último de los cuatro conventos de la orden franciscana que perdió su función conventual, actualmente es sede el museo local de Semana Santa.
Fundado en 1516, conserva en su interior interesantes pinturas y esculturas tanto en la capilla como en la zona de clausura, también destaca una reja románica en forma de mariposa y un artesonado del Siglo XVI que cubre la nave de su iglesia.
En el exterior, un pórtico con los escudos de los fundadores y tres esculturas en piedra dan paso a la iglesia.

(Web de Turismo de la Villa de Olmedo)