sábado, 19 de noviembre de 2016

Convento Franciscano (Tamajon)

En junio de 1592 el Arzobispo de Toledo otorgó licencia y comenzó la construcción con piedras de la  cantera  de Tamajón.
Llegaron 24 frailes que vivieron en casas hasta principios del siglo XVII, cuando ocuparon el cenobio. Cien años después, las humedades aconsejaron construir una nueva iglesia  que fue financiada por Juan del Olmo. El traslado del Santísimo se celebró con gran boato en Septiembre de 1742 y acudieron el Duque del Infantado y otros nobles de la corte.
Tras la Guerra de la Independencia (1812) y  la destrucción del convento de Cogolludo, Tamajón quedó como cabeza rectora de la comarca.  El último documento que se conserva es de 1827, firmado por el abad  que da conformidad a una manda por 25 misas que dejo encargadas un vecino.  Fue abandonado en 1835, tras la Desamortización de Mendizábal.
Después ha sido utilizado como corral de ovejas, almacén, trastero,..; hoy esta en ruinas.

(Fotógrafos del olvido)

No hay comentarios:

Publicar un comentario