Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA



jueves, 21 de septiembre de 2017

Monasterio San Juan Bautista - Valfermoso de las Monjas (Guadalajara)

El Monasterio es un lugar encantador, silencioso y arropado del verde oscuro de los bosques y las alamedas junto al río. Allí dan su bienvenida al viajero las monjas benedictinas que lo ocupan, en ininterrumpida sucesión, desde el siglo XII.
El monasterio benedictino de Valfermoso de las Monjas es el monasterio vivo más antiguo de la provincia de Guadalajara, se encuentra en el hondo valle del río Badiel, junto al río.
Su historia es lejana: en 1186, un matrimonio de nobles atencinos, Juan Pascasio y doña Flambla, fueron sus fundadores.
El monasterio de San Juan de Valfermoso, fue en su origen una construcción de estilo románico, plenamente medieval, que fue agregando edificaciones según pasaban los años y crecía su capacidad económica. Los avatares de la historia, y muy especialmente el incendio y destrucción casi total a que fue sometido en el verano de 1936, hizo precisa su reconstrucción en los años siguientes a la Guerra Civil. De su vieja estampa, conserva la silueta alargada y maciza a la vez de su iglesia y edificios conventuales. Se penetra en el recinto atravesando un ancho portón que da paso a un íntimo patiecillo en el que canta una fuente. Una verja de hierro bien labrada da entrada a la iglesia, que es de una sola nave, y tras su remodelación reciente muestra la antigua planta de abside único semicircular, con la piedra primitiva vista en algunas zonas. Los altares e imágenes son modernos. Al convento se penetra por otra puerta adyacente, de gran arco adovelado semicircular. Todo en su interior es sencillo y funcional.

(Escuela transpersonal)

Monasterio de Sant Feliu de Cadins - Mercadal

En el lugar del Mercadal de Girona existía una iglesia dedicada a Santa Susanna de la que se tiene constancia desde la segunda mitad del siglo XI. A finales del siglo XV las monjas de Sant Feliu de Cadins (en el Alt Empordà) recibieron unos terrenos alrededor de aquella iglesia con el fin de trasladar de lugar su monasterio debido a las precarias condiciones que tenían en el lugar de origen, en peligro de ruina. El traslado efectivo en Girona tuvo lugar en 1492, en el nuevo monasterio la comunidad cisterciense utilizaba la parroquia de Santa Susanna como iglesia monástica.
Este nuevo emplazamiento no impidió que la casa poco a poco cayera en decadencia, que siguió afectando una comunidad que en 1674 se encontraba reducida a dos monjas, por lo que recibieron apoyo de Vallbona de les Monges desde donde llegaron tres monjas el monasterio (1675). Ese mismo año Girona sufrió una invasión de los franceses, por lo que las monjas tuvieron que refugiarse en Barcelona. En 1762, debido a diferencias entre el párroco y la comunidad, esta decidió independizarse y levantar una nueva iglesia, lo que muestra a la vez un cierto buen estado económico del monasterio. La nueva iglesia de Santa María de Cadins se construyó entre el 1768 y 1770.
De nuevo por motivos bélicos las monjas se vieron obligadas a dejar el monasterio entre el 1794 y 1795, refugiándose en Valldonzella. El siglo XIX trajo más episodios problemáticos para la comunidad, la guerra de la Independencia y la desamortización, que no la afectó directamente y la comunidad pudo seguir su vida con cierta normalidad. Durante la guerra Civil el monasterio fue saqueado y arrasado, las monjas tuvieron que refugiarse en una casa particular y en 1944 se trasladaron a Salt y en 1980 a Sant Medir, lugar que dejaron hace unos años.

(Monestirs)

Monasterio de Nuestra Señora del Espino - Vivar del Cid

El monasterio de Nuestra Señora del Espino es un cenobio de monjas Clarisas sito en la localidad de Vivar del Cid (provincia de Burgos, Comunidad de Castilla y León, España).

Historia
Según una tradición popular, los habitantes de la zona escondieron bajo tierra unas imágenes religiosas durante la invasión musulmana. Años más tarde fueron halladas, estando entre ellas la Virgen del Espino. A ésta se le atribuyeron varios milagros y se le erigió una ermita, formándose a su alrededor un beaterio que seguía la Regla de Santa Clara.
En 1475, el Adelantado Mayor de Castilla Don Pedro López de Padilla y su mujer Isabel Pacheco pidieron licencia al Papa Sixto IV para fundar junto a la ermita un monasterio, para uso de las beatas aceptadas ahora como monjas clarisas.
El monasterio, de estilo gótico, sufrió un grave incendio en 1620 y en el siglo XIX la invasión francesa obligó a las religiosas a abandonar el convento durante el transcurso de la misma.

Cantar de Mio Cid
En un arcón que se exhibe en el cenobio, se guardó el manuscrito del Cantar de Mio Cid hasta que el códice salió del monasterio en 1776. En 1960 fue adquirido por la Fundación Juan March y cedido a la Biblioteca Nacional.

(Wikipedia)

Real Monasterio de San Miguel - terciLiria

El Real Monasterio de San Miguel (en valenciano Reial Monestir de Sant Miquel) es un edificio religioso conventual de estilo rococó que se encuentra en el monte de San Miguel en Lliria (Valencia).
Es bien de interés cultural con código 46.11.147-002 y fecha de resolución 31 de agosto de 1983.

Historia
Fundado por Jaime II de Aragón, fue reformado posteriormente por el Martín el Humano en 1406. Se dedicó a residencia de beatas dedicadas a la oración, manteniéndose sus instituciones y privilegios hasta 1806. En dicho año Carlos IV estableció unas nuevas ordenanzas que perduraron hasta 1895.
A partir de 1895, las ocupantes pasaron a ser monjas de clausura bajo la regla de la Visitación, y a partir de 1977 fueron Terciarias Franciscanas.
La imagen San Miguel original, de 1411, y que fue costeada por la beata Enriqueta Gilabert, fue destruida en la guerra civil. Se sustituyף en 1940 por otra de similares caracterםsticas, obra de Josי Marםa Ponsoda Bravo.

Emplazamiento
Se encuentra en el tיrmino municipal de Lliria, en las afueras de la población, en la parte superior de un cerro llamado Monte de San Miguel.1?

Descripción
Se trata de un conjunto heterogéneo de edificios en torno a la iglesia. Los elementos de este conjunto son de diferentes fechas, datándose en los siglos XVIII, XIX y XX.
La fachada principal de la iglesia, construida en 1900, está rematada por una espadaña y la imagen del santo titular. El acceso se realiza mediante dos portadas de arco de medio punto que dan paso a una escalinata que finaliza en el patio. El patio se encuentra en la parte más elevada del conjunto, y por ello del cerro. Hay allí un aljibe con un brocal de piedra. En el patio hay también puertas de acceso a la iglesia y del convento.
La iglesia actual fue realizada entre 1756 y 1774. Es de una sola nave y tiene capillas laterales comunicadas entre sí. La nave está dividida en cuatro tramos y cubierta con bóveda de cañón con lunetos. Su decoración, en estilo rococó, está realizada en yesería, e incluye pinturas dieciochescas. El presbiterio está coronado por una cúpula. Tras él se encuentra el camarín obra de Vicente Marzo, quien lo realizó entre 1794 y 1807. Presenta ocho columnas dóricas con molduras y cornisa sobre las que se desarrolla la bóveda rebajada con decoración dorada. Las pinturas de los muros y del techo están realizadas por Manuel Camarón Meliá y hacen referencia a la leyenda de San Miguel Arcángel.

(Wikipedia)

Real monasterio de Caleruega

El Real Monasterio de Santo Domingo de Guzmán se encuentra en Caleruega, en la provincia de Burgos.

Historia y Privilegio Rodado
En la construcción predomina el estilo románico inicial, del siglo XII, aunque posteriormente se construyeron partes góticas y barrocas.
Antes de 1200, vivían en el pequeño pueblo cercano de San Esteban de Gormaz (Osma) canónigas de San Agustín (agustinas). Santo Domingo, canónigo de Osma, las atendía. Hacia 1218, ellas convencidas por la vida espiritual del santo, le pidieron que las recibiese en su Orden y desde entonces vivieron como monjas dominicas.
Después de la muerte de Santo Domingo y sus familiares, el rey Alfonso X el Sabio, el 10 de julio de 1266 les otorgó un privilegio rodado a las monjas y como residencia el palacio de la familia de Santo Domingo en Caleruega (palacio de "los Guzmanes"). En 1268 la comunidad se traslada con su priora, Doña Toda Martínez, a Caleruega. La Casa Señorial fue adaptada para las monjas y se edificó una iglesia de estilo gótico. De la iglesia inicial queda parte como coro de las monjas. También otorgó el poder del Señorío de Caleruega a las monjas, coincidiendo la Señora de Caleruega con el cargo de priora del monasterio. El documento del "privilegio rodado" está en el archivo del convento.
Se accede al monasterio a un vestíbulo donde hay vitrinas con ornamentos sagrados, cantorales, candelabros antiguos, etc. Después se pasa al claustro. La parte más antigua del claustro es románica y guarda una exposición de los primeros documentos del convento. Los otros lados son del siglo XIII. El sobreclaustro, segundo piso, se construyó en el siglo XVIII. En el patio claustral existe un pozo muy profundo, además del escudo de las Azas y Guzmanes (la caldera de las Azas y la flor de lis de los Guzmanes). En 1972, se restauraron los capiteles de las columnas y se descubrieron en ellos figuras medievales. Hay una gran sala con imágenes muy antiguas. También se le dotó de una iglesia gótica, de la cual tan solo queda el coro ya que en el siglo XVI se tiró abajo para construir la actual iglesia de Santo Domingo.
Desde el año 2009 en Caleruega se representa el momento en que el Alfonso X otorgó el privilegio rodado y se viste todo el pueblo para la ocasión mientras que las monjas hacen su papel de dominicas del siglo XIII y una de ellas actúa como si de Doña Toda se tratase.

Sepulcro de la Infanta Leonor
En Caleruega nació Santo Domingo de Guzmán, fundador del Santo Rosario y de la Orden de Predicadores. Así pues, una vez canonizado en 1234 (el santo había fallecido en 1221), Alfonso X el Sabio, el cual guardaba gran devoción al fundador de la Orden de Predicadores, ordenó enterrar a su hija, la infanta Leonor, fallecida en 1275, dentro del monasterio. Hoy día aún permanece en dicho lugar.

Actualidad
El monasterio conserva varios Privilegios Reales, ordenaciones de algunos Maestros de la Orden, Bulas Papales, y otros documentos en muy buen estado.
También posee un museo dedicado a santo Domingo y una tienda de pastas. Las monjas son las encargadas de cuidar las figuras religiosas que en agosto se sacan en procesión con el dinero que se subasta en las fiestas patronales de la provincia.

(Wikipedia)

Monasterio de Valldemaría

El monasterio cisterciense femenino de Valldemaria fue fundado en 1146 según establece el documento formalizado por Berenguer de Maçanet, que entregó una iglesia o ermita dedicada a la Virgen, que era de su propiedad, además del territorio que la rodeaba, especificando su voluntad de establecer allí un monasterio. En el mismo documento se menciona a Ricsenda como su priora. Esta datación hace que sea la primera casa cisterciense femenina de la Península, hay que tener en cuenta que el monasterio de Tudela (después trasladado a Tulebras, Navarra) fue fundado en el año siguiente, en 1147. Muy probablemente la priora procedía del abadía de Nonenque (Aveyron). Por otra parte también se ha mencionado la posibilidad de que una parte de aquellas primeras monjas estuviera formada por miembros de una comunidad eremítica que anteriormente ya habría ocupado aquel lugar.
Gracias al apoyo recibido de la nobleza local, aquel primer monasterio se desarrolló de manera considerable y permitió que su comunidad diera origen al monasterio de Sant Feliu de Cadins, poco antes del 1169. No han sido aclaradas las circunstancias de la fundación de la nueva casa y se piensa que podría tratarse de una escisión de la comunidad de Valldemaria la que habría dado impulso a Cadins. De todos modos el monasterio de Valldemaria continuó creciendo y recibiendo un número considerable de donaciones que fueron incrementando su patrimonio.
Durante el siglo XIV la casa sufrió una época de decadencia como consecuencia de la situación política y económica general, esta situación afectó incluso la regularidad monástica que pasaba por una época de relajamiento. También se encuentran ejemplos de inseguridad, el monasterio fue víctima de robos y, además, se tiene constancia de oscuros conflictos de intereses. La situación no mejoró durante el siglo XV, las desavenencias entre Valldemaria y Cadins eran importantes, más allá de la decisión de las autoridades eclesiásticas (a mediados de siglo) de unir las dos casas.
A comienzos del siglo XVI las cosas empeoraron hasta que en 1543 la comunidad de Valldemaria manifestaba su voluntad de disolverse y dar fin a la vida monástica en este lugar, el mismo año el papa aprobó el traslado de la comunidad a Sant Daniel de Girona, tal como habían acordado las mismas monjas. El enfrentamiento entre Valldemaria y Cadins hizo que las monjas decidieran alejarse de la casa que habían fundado y de la misma orden del Císter para acercarse a las benedictinas de Sant Daniel. En 1545 se oficializó la desaparición de este monasterio alegando inseguridad a causa de su aislamiento, en 1550 la unión con Sany Daniel era ya un hecho. Las benedictinas de Girona gestionarían los bienes de Valldemaria en su nombre hasta finales del siglo XVI, después se convertiría en una casa rural que poco a poco se iría desvinculando de Sant Daniel. Mantuvo esta situación hasta la actualidad. Durante el primer decenio de este siglo se ha rehabilitado y restaurado la antigua iglesia, no hay restos aparentes de las otras dependencias que conformaban el monasterio.

(Monestirs)

Santuario de Torreciudad - Secastilla

El Santuario de Torreciudad está dedicado a la Virgen María, y situado en el municipio de Secastilla, comarca de Ribagorza, en el Alto Aragón. Se encuentra en la margen izquierda del río Cinca muy cerca del pantano de El Grado. Su distancia a Huesca es de 75 km. El nombre proviene de una vieja torre de vigilancia de la época árabe, cuyas ruinas se encuentran a unos metros de la antigua ermita. La construcción del Santuario actual fue promovida por la Prelatura del Opus Dei.
El santuario de Torreciudad junto con los santuarios de El Pilar, Montserrat, Meritxell y Lourdes conforman la Ruta mariana.

Descripción
La Virgen de Torreciudad es una talla románica de la serie de Virgenes negras, sedente con el niño en sus brazos mirando al frente, del siglo XI. Desde tiempo inmemorial se encuentra en una ermita al borde de un barranco junto al río Cinca, perteneciendo históricamente al término municipal de Bolturina. Este pueblo está actualmente deshabitado, por lo que Torreciudad se halla en el término municipal de Secastilla. La advocación bajo la que se venera es la de "Nuestra Señora de los Ángeles". La devoción a esta imagen llegó a tener cierta importancia entre los habitantes de las poblaciones cercanas, de la Ribagorza aragonesa y del Somontano, que organizaban romerías y peregrinaciones.
En 1904, San Josemaría Escrivá de Balaguer, de dos años de edad, fue llevado en peregrinación hasta esta ermita en brazos de su madre; había sufrido una grave enfermedad de la que se temía su muerte, por lo que sus padres pidieron a la Virgen de Torreciudad su curación. Como agradecimiento por su curación fue llevado en lomos de caballería desde Barbastro a Torreciudad.
Desde los años 1960, Escrivá de Balaguer decide construir un nuevo santuario en agradecimiento a la Virgen. El actual santuario se inauguró el 7 de julio de 1975, y fue construido por el arquitecto numerario del Opus Dei, Heliodoro Dols de 1970 a 1975 a unas decenas de metros de la ermita. Con un estilo muy personal, destaca por la variedad de formas que logra crear con un elemento constructivo básico, el ladrillo. Usa también con profusión el alabastro, especialmente en esquineras y en ventanas. Ambos materiales responden a las tradiciones constructivas de aquellas comarcas. El santuario tiene dos plantas, la nave principal (planta superior) que incluye un coro alto, y una cripta con cuatro capillas y confesonarios. Las capillas son la de la Virgen del Pilar, la de la Virgen de Loreto, la de la Virgen de Guadalupe y la de la Sagrada Familia. El edificio queda enmarcado por una explanada cerrada por arquerías preparada para recibir a varios miles de personas.
Destaca el retablo, esculpido en alabastro por Joan Mayné, que representa distintas escenas de la Virgen María. En el centro se encuentra la talla románica, restaurada con ocasión de la construcción del actual santuario. A la izquierda se añadió en 1994 una imagen de San Josemaría Escrivá de Balaguer. En la capilla del Santísimo se encuentra un Cristo en bronce dorado al fuego, esculpido por el artista italiano Pasquale Sciancalepore.
También es notable el órgano, con más de cuatro mil tubos. En agosto se viene celebrando un festival de música de órgano.
Actualmente es uno de los centros de atracción más importantes de la zona, recibiendo miles de visitas en algunas celebraciones, especialmente entre abril y octubre. Desde mediados de la década de 1980 el santuario ha promocionado la llamada ruta mariana, que enlaza Zaragoza (por la basílica del Pilar), Torreciudad y Lourdes. A los pies del santuario se encuentra el pueblo de El Grado, que ha desarrollado una notable industria de servicios gracias a su cercanía a Torreciudad.
Se conserva también la ermita con su vieja hospedería, abierta al público. En la actualidad el cauce del barranco ha sido llenado por un embalse de aprovechamiento hidroeléctrico, resultando de un gran efecto paisajístico.
La fiesta de la Virgen de Torreciudad se celebra el domingo siguiente al 15 de agosto.

sábado, 16 de septiembre de 2017

Ermita rupestre de Peñacorada - Cistierna

Templo rupestre del siglo X, ubicado en el interior de una gruta, en el que según la tradición popular habitaba un monje huido de las aceifas musulmanas en la llanada Leonesa. El monje era San Guillermo quien continuó la tradición de anacoretas en Peñacorada e hizo en esta cueva vida de ermitaño en el siglo XII, para pasar luego a renovar el monasterio de Santa Juliana al este de Peñacorada, que a su muerte pasó a llamarse de San Guillermo. Desde hace 500 años, los vecinos de Cistierna acuden cada 28 de mayo al templo para honrar al santo patrón.
La ermita cuenta con dos partes bien diferenciadas: un abrigo natural bajo un raigón de caliza y al fondo una cámara en alto, excavada en la pura roca, con un techo que busca la forma abovedada. En las paredes este y norte se han practicado repisas que pudieron servir de tosco altar, sobre todo las que están orientadas al este. La ermita luce un hermoso retablito barroco de fines del XVII que realza la imagen de San Guillermo, escultura tallada en madera. El acondicionamiento del entorno de la ermita y el grandioso paraje que la circunda, convierten este lugar en un extraordinario ámbito natural, al que cada día acuden más turistas para disfrutar de la paz y las salutíferas aguas surgidas de las entrañas de Peñacorada.

(Guía Repsol)

viernes, 15 de septiembre de 2017

Monasterio de la Encarnación - Córdoba

El monasterio de la Encarnación es un convento católico ubicado en la ciudad de Córdoba, España.

Historia y descripción
Ubicado en la calle Encarnación, fue fundado a raíz del testamento del canónigo Antón Ruiz de Morales cuando en 1503 decidió legar su casa para la creación de un beaterio que sería dirigido por su sobrina Juana González de Morales. Sin embargo, en aras de crear un convento en lugar de un beaterio, se procede a solicitar al papa Julio II, la concesión de una bula para convertirla en convento.
Esta bula es concedida el 11 de julio de 1509 y en ella se comisiona al prior del Monasterio de San Jerónimo de Valparaíso y al deán de la Catedral, Fernando del Pozo, junto a dos canónigos de la Catedral, Pedro Ponce de León y Martín Alonso de Piquín, para su constitución.
El día 2 de abril de 1510, se crea el convento teniendo como abadesa a Juana González de Morales que renuncia en favor de la monja del Convento de las Dueñas, Guiomar de Albornoz.
El convento de la Encarnación mantiene iglesia de una sola nave con diferentes altares. Entre sus pertenencias destacan el Niño Jesús que se encontró en el río el 11 de diciembre de 1701, donado a la comunidad de religiosas el 8 de enero de 1702.
Su iglesia fue declarada Bien de Interés Cultural el 2 de abril de 1982.

(Wikipedia)

Convento de la Encarnación - Talavera de la Reina

El convento de la Encarnación de las Madres Bernardas es una iglesia y convento situado en la ciudad española de Talavera de la Reina, en la provincia de Toledo. Fue declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de monumento el 11 de mayo de 1993.
Se fundó en 1610 con las propiedades de María de Albornoz y se finalizó hacia 1625. El conjunto de iglesia y convento pertenecen al estilo barroco-mudéjar, ocupando un solar bastante amplio entre las calles de San Agustín, la plaza de San Pedro y el callejón de San Bernardo. La fachada de su iglesia con su única y principal puerta da a la plaza de San Pedro y presenta una rica decoración de barroco en ladrillo. La construcción de este conjunto estuvo dirigida por uno de sus arquitectos más importantes del siglo XVII, Fray Lorenzo de San Nicolás y fue fundado por Teresa de Saavedra.

Descripción
El interior de la iglesia consta de una sola nave cubierta por bóveda de medio cañón con lunetos entre formeros que continúan en pilastras. En el centro existe una cúpula de media naranja rebajada sobre pechinas. A los pies se encuentra el coro y bajo éste el acceso al templo. El coro está situado sobre una bóveda similar a la de la nave. A la derecha de la cabecera de la iglesia está el acceso al capítulo. Se conserva a este mismo lado del templo el sepulcro del cardenal Gil de Albornoz, director de la obra —desde Roma— de este convento. El túmulo se compone de una piedra empotrada en fábrica con ménsulas de soporte rematado por venera. En el lado opuesto, hay un púlpito sobre columnas de fundición.
La fachada de la iglesia es de un sólo cuerpo rectangular, correspondiendo a la planta de salón, y está rematada por un frontón triangular de triple moldura, al igual que el cornisamento. Un óculo oval se abre en él y sirve de centro a las líneas de rehundido que le ornan.
El eje central del cuerpo de fachada está ocupado por una portada con entablamento y hornacina superior, realizado todo ello, a excepción de las columnas de la puerta, en ladrillo aplantillado. En los laterales aparecen los rehundidos típicos de la arquitectura de Fray Lorenzo de San Nicolás.
El claustro del convento está cegado y conserva empotrados en los muros parte de los pies derechos de piedra de orden jónico. Esta parte debió reformarse posteriormente o ampliarse el piso alto del mismo, resolviéndose con columnas de estilizado fuste en hierro fundido. El resto del edificio está muy modificado, y por lo que se refiere al interior, carece de interés arquitectónico, salvo el exclusivamente tipológico perfectamente conservado.

(Wikipedia)

Monasterio de la Concepción Franciscana - Cuenca

El monasterio de la Concepcion Franciscana de Cuenca estaba ya edificado en 1504, año en que el canónigo Alvar Pérez de Montemayor se lo entregó a la Abadesa. Este monasterio, siguiendo los deseos del fundador, fue incorporado a la Orden de la Inmaculada Concepción, de forma semejante a como lo estaba el de Toledo.
El canónigo Pérez de Montemayor estableció en las capitulaciones que la capilla mayor les serviría de enterramiento a él y a su familia; aunque ésta -tanto los Montemayor como los Sánchez de Teruel- disponía de su propia capilla en la iglesia de Santa María de Gracia. Cuando murió don Alvaro fue enterrado en la capilla mayor, delante del altar, en un sepulcro que había labrado el entallador Diego de Flandes, en 1512. El sepulcro, que conocemos por testimonio escrito, era de alabastro y contenía la efigie yacente del fundador acompañado de un paje. Se alzaba sobre unos leones y adornaba sus frentes con cuatro escudos sostenidos por unos niños.
En 2001 el Monasterio fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de Monumento Histórico-Artístico Nacional.

Descripción
En cuanto al monasterio, que tiene tres alturas, presenta unas fachadas casi sin huecos; animadas únicamente por unas pequeñas ventanas, que no guardan simetría alguna pues están abiertas en función del interior, y por unos pequeños escudos, que rememoran al fundador. Se ingresa por una sencilla puerta en arco de medio punto. Las dependencias conventuales se articulan en torno a un patio de trazado irregular, cuyos pies derechos con zapatas, muy dentro de la tradición gótica, son ajenos a la tipología de un patio conventual.
Del primitivo conjunto del siglo XVI quedan, además del patio adaptado, los tiros de escalera y la portada de la fachada de la iglesia. Esta portada, realizada por Pedro de Alviz, es muy representativa de ese arte plateresco que se desarrolla en Cuenca en la década de los treinta. Su composición es muy sencilla; se reduce a un arco de medio punto, enmarcado por unas pilastras cajeadas y por un amplio entablamento que termina en un frontón triangular. Las enjutas se adornan con unos angelitos, que portan unos escudos; el friso, con unos grutescos y con los clásicos medallones con sus cabezas de perfil; y el tímpano, con una escultura de la Virgen colocada dentro de una hornacina, entre ángeles que ofrecen frutos. Se remata la portada con una figura, que tiene una calavera a su lado, probablemente una alegoría de la muerte.
En el siglo XVIII comienzan las obras del nuevo edificio, dirigidas por José Martín, que diseñó la iglesia en su estilo inconfundible, en el que siempre es patente el gusto por centrar la planta, aunque exista un claro eje longitudinal. Como tal monasterio de clausura, la iglesia posee coro alto a los pies lo que ayuda a la dicha centralización espacial, resuelto mediante cúpula elíptica, perforada por lunetos, sobre pilares achaflanados.
La coloración clara y la ligereza de la decoración hacen que pueda incluirse, con reservas, en la estética rococó. Asimismo, ciertos detalles en el tratamiento del muro, como los recuadros y hornacinas que aparecen entre las pilastras de orden compuesto, y las cabezas de querubines que adornan aquéllos, nos remiten a Borromini.
La fachada de la iglesia está enmarcada por unas pilastras de sillería; y se remata por cornisa curva, sobre la que descansa una espadaña. La portada de la fábrica del siglo XVI se conservó por expresa indicación de José Martín.
En la actualidad, la iglesia está abierta al culto y puede visitarse, quedando el resto del edificio restringido para la clausura de las monjas.

(Wikipedia)

jueves, 14 de septiembre de 2017

Monasterio de Santa Isabel - Madrid

El Real Monasterio de Santa Isabel está situado en Madrid (España), en una manzana próxima a la calle de Atocha, en la calle llamada asimismo de Santa Isabel. El monasterio dio nombre a la antigua Fábrica de Tapices de Santa Isabel, representada por Velázquez en Las hilanderas, que se localizaba en sus proximidades.

Historia
El monasterio de Santa Isabel agrupa dos fundaciones, un colegio de niñas, llamado Casa del Recogimiento de Santa Isabel, fundado en Alcalá de Henares por Isabel Clara Eugenia, hija de Felipe II, en 1595, y un convento de clausura de monjas agustinas recoletas fundado en 1589 por el santo agustino fray Alonso de Orozco, reformador de la orden, con monjas procedentes del convento de Nuestra Señora de Gracia de Ávila.
El convento tuvo su primer alojamiento en la calle del Príncipe, en las propiedades de una viuda rica, Prudencia Grillo, verdadera impulsora de la fundación tras un legendario lance amoroso que la llevó ante el tribunal de la Inquisición.
Su alojamiento definitivo en la calle de Atocha, lejos de la incomodidad que ocasionaba la vecindad con el corral de Comedias del Príncipe, se debe a la intervención de la reina Margarita de Austria, esposa de Felipe III, quien creó el Patronato Real en 1610, entregando a las monjas la llamada Casilla, finca y palacio de campo del secretario de Felipe II Antonio Pérez, edificio en parte subsistente en la actual clausura.
El intento de la reina de someter a las monjas a la reforma emprendida por la Madre Mariana de San José, elegida por ella para dirigir la nueva fundación del Monasterio de la Encarnación, provisionalmente alojada en Santa Isabel, provocó algunos roces entre las monjas y sus patronos. Roces que quedaron resueltos en el reinado siguiente de Felipe IV, con el que se inicia la construcción de la iglesia. Felipe IV, además, atendiendo a la petición de las monjas, las liberó en 1649 de la carga del colegio, encomendándoselo primero a un grupo de mujeres laicas y luego a las asuncionistas, orden que todavía hoy lo regenta.
Las trazas arquitectónicas de la iglesia se deben a Gómez de Mora, iniciándose su construcción en 1640 por Jerónimo Lázaro Goiti y terminándose en 1665. En 1732 se realizaron obras de remodelación, incorporando suntuosas tribunas. Las directrices de José I ordenando la supresión de comunidades con un número inferior a diez personas, obligó a las monjas a abandonar el convento en 1810. Saqueado por las tropas francesas, las religiosas no retornaron a él hasta 1816. No se vio afectado, en cambio, por las leyes desamortizadoras del siglo XIX, pero en 1870 estuvo de nuevo amenazado de destrucción por las ordenanzas municipales.
Tras las elecciones del Frente Popular, ante la ordenanza del ministerio de Instrucción Pública de incautación de bienes, las monjas hubieron de abandonar de nuevo el convento, estableciéndose en un piso de la calle del Ángel. Al estallar la guerra civil, en 1936, el convento fue incendiado y destruidas las obras de arte que contenía, reconstruyéndose en 1946 con la venta de algunas obras artísticas salvadas por las monjas antes del conflicto y con la ayuda de los servicios de Regiones Devastadas.
El Real Decreto 602/1995, de 7 de abril, declaró el Monasterio de Santa Isabel, Bien de interés cultural con categoría de monumento. El monasterio está englobado en los bienes propiedad de Patrimonio Nacional.

Monasterio de Santa María - Marcilla

HISTORIA
Se situó un primer monasterio en estas llanuras denominado Ridiense, fundado por el rey de los godos Gundemaro el año 610. Destruido el convento por la morisma, sus moradores se trasladaron a Ujué. En este lugar la reina Sancha, esposa de Sancho VI el Sabio, trató de reedificar hacia 1160 el monasterio benedictino totalmente en ruinas, y quiso colocar allí una comunidad de monjas cistercienses o de San Bernardo por lo que hizo devolver la imagen de la Virgen que estaba en Ujué.
Estas monjas cistercienses fueron expulsadas de Marcilla, a instancias del ambicioso Mosén Pierres de Peralta, que contribuyó a sembrar acusaciones injustas contra las hijas del Cister. Y así fue decretada su expulsión el año 1407.
En 1835, con el decreto desamortizador, monasterio y fincas pasaron al Estado, y luego a manos de particulares. La orden de Agustinos Recoletos adquirió el Monasterio en 1864 en el que hoy sigue al frente.

ARTE:
Convento de Agustinos Recoletos - El monasterio de Santa María es un conjunto arquitectónico en ladrillo construido en el último cuarto del siglo XVIII, en un estilo barroco-clasicista. La iglesia, situada en el centro del complejo arquitectónico, tiene planta de cruz latina, con nave del crucero saliente y profunda cabecera rectangular. Los sobrios motivos decorativos en estuco muestran una conjunción de lenguaje rococó y protoneoclásico.
Los retablos de la segunda mitad del siglo XIX, son de aire neobarroco. El mayor contiene una imagen gótica hispanoflamenca (segunda mitad del siglo XV) de la Virgen Blanca, de rostro dulce y ángulos plegados en la túnica, que presenta policromía barroca.

Copnvento de San Ignacio Martir - Loeches

Es un convento del siglo XVI y alberga una iglesia de estilo barroco, de una sola nave cubierta por bóveda de cañón. El crucero está rematado por una cúpula en cuyas pechinas hay unos tondos de notable valor artístico con San Juan de Cruz, San Elías y otra santa carmelitana. El interior de la iglesia está decorado con cuadros del Cristo de Burgos y de la Virgen del Carmen (siglo XVIII), y también cuenta con un retablo del siglo XVI. 
De la portada del templo, destaca el frontón curvo partido con bolas, que alberga el escudo carmelitano. 
En el monasterio, las madres carmelitas atesoran algunas reliquias de gran valor histórico, como cartas autógrafas de Santa Teresa de Jesús, y una colección de relicarios, así como bellas pinturas. 

(Guía Repsol)

martes, 5 de septiembre de 2017

Monasterio Cisterciense de la Santa Cruz - Casarrubios del Monte

El Monasterio fue fundado por el matrimonio D. Alonso de Ojea y Dña. María Rodríguez, ambos naturales de Casarrubios del Monte, de noble estirpe y muy piadosos. Se vieron obligados a viajar a Valladolid en el primer tercio del siglo XVII para seguir un pleito que tenían con el Conde de Rivadavia.
Se domiciliaron cerca del monasterio femenino cisterciense de Santa Ana, cabeza de la Reforma Recoleta. Fervientes Cristianos, como eran y al no haber tenido hijos, deseaban donar su hacienda para la fundación de un monasterio en su Villa. Pronto entraron en contacto con el entonces erudito P. Francisco de Vivar, monje cisterciense también,
del Monasterio de Nogales. Él fue el que los orientó y los puso en contacto con la monja que él opinaba que podría ser la adecuada para encabezar la fundación del monasterio, y que ya por entonces gozaba de fama de santidad. Esta monja era la Madre María Evangelista, (María Quintero Malfaz).
Había nacido en Cigales (Valladolid) el 6 de enero de 1591, y era hija de Gonzalo Quintero e Inés Malfaz.
Hacia 1608 ingresa ya en el monasterio de Santa Ana de Valladolid, donde profesa como monja en 1610. El Matrimonio procedente de Casarrubios, la visita y le propone sus proyectos de fundación de un monasterio femenino y le pide que ella sea la cabeza fundadora.
De acuerdo con su Abadesa y con todos los permisos también de la Abadesa de las Huelgas de Burgos, de la que dependía la de Santa Ana, por entonces, el 25 de octubre de 1633, salen de Valladolid el grupo de monjas fundadoras, hacia Casarrubios.
El monasterio se construyó no sin pocas dificultades económicas, ya que el matrimonio fundador perdió el pleito, y por ello, parte de sus propiedades, con las que contaba para la fundación. El 27 de noviembre de 1634 se establece la clausura y es elegida como Abadesa de la nueva fundación M. Mª Evangelista.
Pronto entraron nuevas vocaciones y la comunidad se hizo numerosa.
Al suprimirse el Monasterio de Bernardas Recoletas de la Villa de Consuegra (Toledo) en 1850, las monjas que quedaban se instalaron en las bernardas descalzas de Villarrobledo hasta 1860, año en que fueron incorporadas a esta Comunidad de Casarrubios, por ser de la misma observancia que la del Monasterio de Consuegra.
En 1880 cuatro monjas del Monasterio de la Piedad Bernarda de Madrid, también se incorporaron a esta comunidad que por entonces estaba extremadamente disminuida de personal y con el edificio casi ruinoso. A partir de ahí, la Comunidad volvió a recuperar su antiguo y habitual auge que ha continuado hasta el día de hoy.
En 1950 el edificio volvía a amenazar ruina y hubo que tramitar una nueva reconstrucción de todo el monasterio a excepción de la iglesia.
El 12 de octubre de 1964 se inaugura el edificio nuevo, que a medida que económicamente se ha podido, se ha ido ampliado y mejorado a lo largo de estos años, y que es el que existe actualmente.
La comunidad hoy consta de 20 monjas.

(Monasterio Cisterciense de la Santa Cruz)

Catedral de Santa Ana Las Palmas

En el corazón del Barrio de Vegueta se alza la Catedral de Santa Ana con sus torres gemelas. Fue la primera iglesia de Canarias, construida por orden de los Reyes Católicos tras la conquista final de Gran Canaria, en 1478.
Su construcción comenzó sobre el año 1500 y no fue completada hasta casi 4 siglos después, haciendo necesaria la intervención de diversos arquitectos y artistas. Como resultado, podrán ver hasta tres estilos arquitectónicos básicos: gótico, renacentista y neoclásico.
Se conoce muy poco de los planos originales, pero según los pocos bocetos que se conservan, los trabajos comenzaron con una estructura gótica con tres naves en la misma altura. Se pueden ver algunas piezas de arte realmente destacables en las capillas de la catedral, incluyendo algunas estatuas realizadas por el famosísimo escultor religioso José Luján Pérez.
En el ala sur de la catedral se encuentra el Patio de los Naranjos, donde verá el Museo Diocesano de Arte Sacro, que expone muchos y valiosos objetos sacros; algunas pinturas de interés, entre las que se encuentran obras de maestros flamencos; y una colección de esculturas españolas reunidas a lo largo de estos 4 siglos.
A un paso de la Plaza de Santa Ana, detrás de la catedral, encontrará uno de los edificios más hermosos de Las Palmas, la Casa de Colón.


Monasterio de San Daniel

El monasterio de San Daniel (en catalán monestir de Sant Daniel) es un monasterio de monjas benedictinas cuya historia se remonta a la Edad Media. Todavía cuenta con una comunidad activa de religiosas, siendo el único colectivo de la orden de San Benito en Cataluña que permanece en el mismo lugar de su fundación. Está situado en el barrio de San Daniel, al noreste de Gerona (España) a unos 10 minutos en coche del centro de la ciudad.

Orígenes
Anteriormente, en el mismo lugar donde está situado el actual monasterio ya existía una pequeña iglesia dedicada a San Salvador y San Daniel, que según cuenta la tradición, fue decapitado en Arlés durante la invasión árabe en el año 888. Sus discípulos huyeron con los restos mortales del santo hacia el sur, enterrándolo en Vall Tenebrosa, lugar donde poco después empezaron la edificación de la iglesia para venerarle.

Fundación
Los primeros pergaminos que posee el monasterio en sus archivos, datan del 16 de junio de 1015, cuando la condesa Ermesenda y Ramón Borrell, compraron al obispo de la Diócesis de Gerona, Pere Roger, la pequeña iglesia y las tierras colindantes con el fin de fundar en ese lugar un monasterio femenino. El precio que pagaron los condes fue cien onzas de oro puro más cuatro mujadas de tierra situadas en el Mercadal de Gerona. El trato benefició ambas partes, puesto que el obispado proyectaba reparar la Catedral de Gerona, que según especifican los pergaminos, padecía de graves problemas de permeabilidad, llegando incluso a no poder celebrar el culto en días tempestuosos. El 15 de marzode 1018, la condesa Ermesenda, entonces viuda, firmó junto a su hijo Berenguer Ramón I la donación de las tierras a la comunidad, considerándose el acta oficial de fundación. Pronto el cenobio se convirtió en el lugar preferido por las jóvenes de las familias adineradas de la comarca que querían servir a Dios. En 1342 la comunidad era de 20 monjas. En el siglo XV la Santa Sede anexó al monasterio de San Daniel a los prioratos benedictinos de Santa María del Mar de Calonge (1424), a Santa Margarita del Prat de Rosas (1447) y al priorato de Valldemira (1550), cerca de Hostalrich (La Selva).

Épocas difíciles
En varias ocasiones, la comunidad tuvo que abandonar el monasterio debido a las guerras y a la localización poco favorable del monasterio, situado fuera de la protección de los muros de la ciudad.
En 1640, durante la Guerra dels Segadors, la comunidad tuvo que refugiarse en las casas del Adiaconat del Ampurdán.
Mientras duró la Guerra de la Convención (1793-1795), la comunidad tuvo que refugiarse casi un año en el monasterio de San Antón y Santa Clara de Barcelona, puesto que las tropas francesas se habían hecho con el control de Figueras y seguían avanzando, hecho que llevó al obispo a dar la orden a todas las comunidades de dejar la ciudad el 30 de noviembre de 1794. Durante ese tiempo, el monasterio fue utilizado como cuartel. Al finalizar la contienda en 1795, la comunidad pudo volver al monasterio que hallaron medio destruido debido a un incendio.
Durante la Guerra de la Independencia Española (1808-1814), la comunidad tuvo que refugiarse otra vez dentro de la ciudad. Durante ese tiempo, el monasterio sirvió como cuartel y hospital militar. Antes de finalizar la guerra, el monasterio fue víctima de otro incendio aún más voraz que el anterior, dejando únicamente en pie la iglesia y el claustro. Hasta 1819, tuvieron que vivir y hacer vida comunitaria en una casa de alquiler hasta tener lo mínimo necesario reconstruido del monasterio.
Durante la Guerra Civil Española (1936-1939), la comunidad fue desalojada para poder usar las instalaciones como escuela bajo el nombre "Pi y Maragall" y como vivienda para los refugiados de guerra. Al finalizar el conflicto, el monasterio quedó bajo control militar hasta 1940, cuando fue devuelto a la comunidad.

Arquitectura
Queda muy poco del edificio original. Los restos de mayor antigüedad son los que conforman el cuerpo central de la iglesia. Son restos correspondientes a una reforma realizada en el siglo XII.

La iglesia
En su origen, la iglesia era una replica un poco mayor de la iglesia del monasterio de San Pedro de Galligans con un cimborrio y un ábside central muy parecidos. La de san Daniel tenía, sin embargo, crucero, dándole así planta de cruz griega. La bóveda primitiva de la iglesia ha desaparecido. La fachada fue ampliada aunque aún puede verse la más antigua en el centro. La primitiva portalada se sustituyó en el siglo XV.

El claustro
El claustro es de dos pisos. El piso inferior está datado en el siglo XIII mientras que el superior es del XV. Tiene forma rectangular, con dos galerías el doble de largas que las otras. La decoración inferior es románica. Presenta columnas dobles con capiteles de estilo corintio. El superior es mucho más simple y de estilo gótico.

El sepulcro de San Daniel
En el templo se encuentra una pequeña cripta en la que se veneran los restos del mártir Daniel que llegaron, según la tradición, desde Arlés. El cuerpo se encuentra dentro de un sarcófago de estilo gótico de alabastro cromado, realizado por el escultor Aloi de Montbrai en 1345, por orden del obispo Arnau de Montrodon. En la parte superior, aparece la figura del santo, mientras que en los laterales se observan seis escenas esculpidas relevantes de su vida.

Escultórico de alabastro
El grupo escultórico de alabastro no se ha podido determinar la fecha ni origen, sin embargo, el marcado estilo y características indican que estaría comprendido entre los períodos gótico y renacentista. El conjunto está formado por cinco figuras humanas, aunque todo indica que falta una figura central, que podría ser un Cristo yacente. Las que sí se pueden apreciar son la Virgen, las tres Marías y San Juan Evangelista.

(Wikipedia)




lunes, 4 de septiembre de 2017

Convento de San Francisco - Palma de Mallorca

El Convento de San Francisco de Palma de Mallorca es un conjunto formado por la basílica menor del mismo nombre, el claustro y varias edificaciones adosadas. Se inició la construcción a finales de siglo XIII.

Historia
La construcción de la basílica comenzó en 1281, se tardó 100 años en completar la bóveda. La iglesia fue proclamada basílica menor el 14 de mayo de 1943, por el Papa Pío XII.

Exterior
La fachada principal barroca reconstruida por el arquitecto navarro Francisco Herrera García en el siglo XVII destaca por su tímpano y rosetón obra del vidriero Pere Comas.

Interior
La iglesia consta de una nave central y ocho capillas laterales. El ábside tiene también capillas adosadas, las últimas añadidas entre 1445 y 1670.

Claustro
El claustro de forma trapezoidal situado junto a la iglesia, forma un conjunto de gran belleza que fue construido entre los siglos XIV y XVI. Destacan las finas columnas y arquerías lobuladas. La galería norte es la más antigua, la occidental, adosada a la iglesia y la meridional son de construcción más reciente (siglo XV). Las galerías superiores son del siglo XVI.

Contenido artístico
Destaca el retablo mayor en estilo barroco rematado por una imagen de San Jorge a caballo sobre un dragón. En una de las capillas laterales se encuentra el sepulcro de Ramón Llull con una estatua yacente del mismo.

(Wikipedia)

Convento de la Encarnación - Osuna

El Convento de la Encarnación de la localidad de española de Osuna, fundado en 1626, pertenece a la orden de Mercedarias Descalzas.
El edificio se levantó en 1549 como Hospital de la Encarnación del Hijo de Dios, para transformarse en 1626, en monasterio de monjas mercedarias con el patrocinio de Catalina Enríquez de Ribera, duquesa de Osuna.
La fachada del convento es de ladrillo, y el vano de entrada aparece enmarcado por pilastras y rematado por un frontón partido. La iglesia del convento tiene una sola nave y está cubierta con bóveda de cañón y una pequeña bóveda en el presbiterio. El retablo mayor es del siglo XVIII, realizado en estilo barroco, con columnas salomónicas que enmarcan a la escultura de la Virgen de la Merced y relieve de la Anunciación en el ático. Se albergan cinco retablos en los laterales, entre los que destaca el primero del lado de epístola, realizado en estilo barroco, y que contiene el Cristo de la Misericordia, de finales del siglo XVI.
Desde la iglesia se accede al claustro principal del convento, levantado sobre columnas de mármol. El zócalo se encuentra decorado con azulejos sevillanos del siglo XVIII, que constituye un conjunto de gran valor artístico, que representan los cinco sentidos, las estaciones del año y vistas de la Alameda de Hércules de Sevilla, de monjas rezando en el coro y escenas de tauromaquia y montería. En la planta baja se accede al denominado coro bajo con sillería del siglo XVII. Otras salas que dan al claustro se han convertido en museo, entre cuyas obras destacan, una pintura de la Dolorosa de Francisco Meneses Osorio de 1703, una tabla hispano que representa el Descendimiento de principios del siglo XVI y una escultura de la cabeza de San Juan Bautista en barro cocido.

(Wikipedia)

viernes, 1 de septiembre de 2017

Monasterio de la Vid

El monasterio de La Vid se encuentra en el municipio español de La Vid y Barrios (Burgos). Es un monasterio premostratense y hoy de agustinos, fundado en el siglo XII sobre el lugar en el que, según la tradición, fue hallada la imagen de la Virgen de la Vid, de piedra policromada e inusual en cuanto a su tamaño para ser románica.
Alcanza su mayor desarrollo en el siglo XVI con el abad Iñigo López de Mendoza y Zúñiga, cuando se añade al cuerpo de la iglesia primitiva la capilla mayor y el crucero-cabecera de planta octogonal y cúpula sobre trompas, obra de Sebastiánn de Oria y Pedro de Resines.
En él se encuentra el único bestiario escrito en castellano  mundo. Data de 1570 y se titula Bestiario de Juan de Austria, escrito por Martín Villaverde,

domingo, 13 de agosto de 2017

Monasterio de Santa María Magdalena - Medina del Campo

El Monasterio de Santa María Magdalena es un cenobio de monjas Agustinas de clausura sito en la localidad de Medina del Campo (Valladolid). Fundado en el siglo XVI, su estilo es gótico-renacentista.

Historia

El convento fue fundado en 1551 por D. Rodrigo de Dueñas, importante cambista y consejero de Hacienda del emperador Carlos I, y su esposa D. Catalina Cuadrado, con la doble finalidad de servirles su iglesia como lugar de enterramiento y acoger en su seno a muchachas de vida descarriada y con deseos de enmienda. De ahí las primeras denominaciones de este establecimiento ('de la Penitencia' o 'de Arrepentidas'), cuya titularidad oficial de Santa María Magdalena no se fija hasta 1700. A instancias del fundador, junto al convento se construyó un colegio para niños de familias pobres, titulado de la Santa Doctrina, donde estudiara sus primeras letras San Juan de la Cruz tras su llegada a Medina.
Las MM Agustinas han habitado el monasterio desde su fundación. La iglesia celebra culto diario a las 8 h. de la tarde.

(Wikipedia)

Concatedral de san Pedro - Soria

Antes de adquirir la categoría de concatedral en 1959, San Pedro fue una iglesia colegial al ser entregada a los agustinos allá por 1152. Existía anteriormente en el mismo lugar, un edificio que pasó a mediados del siglo XII a ser una magnífica iglesia románica que en 1520 se derrumbaría, pasando a ser renacentista en su reconstrucción, excepto su portada, que se mantuvo en pie, en la que aparece San Pedro sentado.
La nueva iglesia, en la que se siguió el modelo de la colegiata de Berlanga de Duero, se terminó sobre 1575. La iglesia es de planta de salón con cabecera poligonal y posee tres naves con la misma altura y existiendo entre los contrafuertes laterales, capillas. De las cilíndricas columnas, que poseen molduras circulares a modo de capitel, surgen los nervios de la bóveda. Pero sin duda, una de las grandes riquezas de esta concatedral es la existencia de magníficos retablos, como el de la capilla mayor de carácter clasicista del siglo XVI, entre otros.
La torre construida en el siglo XVII, es de planta cuadrada. Se pronuncia en torno a un pilar central, sobre el que reposan alternativamente las losas que conforman los escalones de acceso, sin la existencia de estancias intermedias. La sala de campanas dispone de dos vanos por lado, ocupados por sendas campanas, excepto en el lado norte, donde se ubica la campana mayor.
La concatedral también cuenta con un magnífico claustro románico, del siglo XII, con claras influencias musulmanas y bizantinas, añadido por los agustinos cuando pasaron a ser titulares de la colegiata.. Las arquerías se desarrollan sobre un podio corrido y cada cinco arcos existe una separación mediante pilares prismáticos bellamente decorados con dos columnillas en el piso bajo y tres sobre éstas. Los fantásticos capiteles muestran una gran variedad temática y decorativa, incluyendo algunas escenas historiadas.

miércoles, 2 de agosto de 2017

Monasterio de Nuestra Señora del Espino - Vivar del Cid

El monasterio de Nuestra Señora del Espino es un cenobio de monjas Clarisas sito en la localidad de Vivar del Cid (provincia de Burgos).

Historia
Según una tradición popular, los habitantes de la zona escondieron bajo tierra unas imágenes religiosas durante la invasión musulmana. Años más tarde fueron halladas, estando entre ellas la Virgen del Espino. A ésta se le atribuyeron varios milagros y se le erigió una ermita, formándose a su alrededor un beaterio que seguía la Regla de Santa Clara.
En 1475, el Adelantado Mayor de Castilla Don Pedro López de Padilla y su mujer Isabel Pacheco pidieron licencia al Papa Sixto IV para fundar junto a la ermita un monasterio, para uso de las beatas aceptadas ahora como monjas clarisas.
El monasterio, de estilo gótico, sufrió un grave incendio en 1620 y en el siglo XIX la invasión francesa obligó a las religiosas a abandonar el convento durante el transcurso de la misma.
Cantar de Mio Cid
En un arcón que se exhibe en el cenobio, se guardó el manuscrito del Cantar de Mio Cid hasta que el códice salió del monasterio en 1776. En 1960 fue adquirido por la Fundación Juan March y cedido a la Biblioteca Nacional.

(Wikipedia)

Monasterio de Santa María de Herrera - Villafranca Montes de Oca

Tradicionalmente se admite que el origen del monasterio de Santa María de Herrera hay que buscarlo en Villafranca Montes de Oca (Burgos) donde habría un establecimiento monástico conocido como Valdefuentes, desde el siglo XII. Más adelante se sitúa esta misma comunidad en Hontanas, cerca de Sajazarra (La Rioja). El 1169, el rey Alfonso VIII de Castilla concedió a la comunidad de Valdefuentes unos terrenos en Sajazarra y el 1171 se efectuó el traslado a este nuevo lugar. Esta refundación se habría llevado a cabo bajo la tutela del monasterio cisterciense de Veruela (Zaragoza).
Por otra parte, en Herrera (o Ferrera) parece que existía un eremitorio muy aislado en las montañas, que habría derivado en un priorato benedictino. Este lugar pasó a manos de la comunidad de Sajazarra y se decidió trasladarse allí. En una fecha indeterminada (hacia 1178) se hizo efectivo este cambio de establecimiento. Los monjes trajeron con ellos la imagen de Nuestra Señora la Antigua, que posiblemente ya procedía del primer establecimiento de Valdefuentes. El primer abad de este establecimiento fue Guillermo de Saja (1171-1193), que ya habría ejercido este cargo en el primer lugar de Valdefuentes.
El abad de Herrera consiguió del papa Inocencio IV (1245) que el monasterio estuviera bajo su protección y le confirmara sus bienes. También consiguieron de la corona que ésta también tutelara el establecimiento (1375). Inmediatamente al traslado se pusieron a la venta las propiedades de Valdefuentes para poder levantar el nuevo monasterio. En el transcurso de los siglos siguientes se fueron completando y rehaciendo las construcciones, particularmente durante los siglos XVI, XVII y XVIII.
Ya en el siglo XIX, el monasterio sufrió los efectos de la Guerra del Francés (1808), cuando los monjes se vieron obligados a abandonarlo mientras era saqueado. Perduró hasta la desamortización y desde 1923 está ocupado por una comunidad camaldulense.

(Monestirs)

Monasterio de Santa María de las Escalonias - Hornachuelos

El monasterio de Santa María de las Escalonias se encuentra ubicado en el término municipal de Hornachuelos (Córdoba), perteneciendo a la Orden Cisterciense de la Estrecha Observancia.

Historia
El monasterio fue fundado en terreno del antiguo Marquesado de las Escalonias. Éste vendió la hacienda en 1918 a la familia García-Verde y sus descendientes (la familia García Llorente), donaron al monasterio de La Oliva la casa solariega y algo de terreno, con el fin de que se hiciera la fundación de un monasterio cisterciense en el lugar.
El 8 de enero de 1986 llegaron el Abad de La Oliva, Dom Mariano Crespo, y los dos primeros monjes que se hicieron cargo de la donación y comenzaron la vida regular en régimen de Pre-fundación, con el P. Francisco Sánchez Alías como primer superior, celebrándose el día siguiente la primera eucaristía en el lugar. La fundación consolidada se produjo el 17 de mayo, día de la solemnidad de Santa María de las Escalonias, de 1994. Ese mismo año quedó abierto el noviciado.

miércoles, 12 de julio de 2017

Colegiata de Zenarruza

La antigua Colegiata de Zenarruza, de Cenaría, de Cenarruza o de Ziortza se encuentra en el municipio vizcaíno de Cenarruza-Puebla de Bolívar en el País Vasco, España. En la actualidad un priorato de la Orden Cisterciense de la Estrecha Observancia. Fue un importante enclave dentro de la ruta jacobea de la costa y su influencia se extendía más allá de la comarca superando el ámbito religioso. Fue declarado Monumento histórico-artístico en 1948.

Historia
La tradición marca su fundación en el siglo X con una leyenda que cuenta como el día de la Asunción del año 968 los vecinos celebraban misa en la iglesia de Santa Lucía de Garay en Guerricaiz cuando un águila cogió una calavera de una tumba que estaba abierta y se la llevó hasta que la dejó caer en el lugar donde hoy está la iglesia de Cenarruza. Los vecinos entendieron este hecho como una señal y levantaron, en el lugar donde el águila dejó la calavera, una iglesia que con el tiempo se constituye en parroquia del núcleo poblacional y sus caseríos.
La etimología del nombre puede venir de Tzea Urriak (Cea Urriac) nombre de una planta que era muy frecuente en el lugar, o de Tzear Otza, que quiere decir ladera fría.
A finales del siglo XIV, el crecimiento de las peregrinaciones a Santiago y de la importancia del lugar, llevaron a las familias más representativas de la zona a promover la constitución de un cabildo colegial en la que era su parroquia. Es así como Cenarruza quedó erigida como colegiata en 1379, por don Gonzalo de Mena y Roelas, obispo de Calahorra, diócesis a la que entonces pertenecía Vizcaya.
La colegiata existió hasta la reducción de las mismas por el Concordato de 1851. La falta de una comunidad que se hiciera cargo de la misma y de rentas para el mantenimiento del conjunto, llevó a un progresivo deterioro, con varios incendios incluidos, desapareciendo buena parte de la riqueza artística y bibliográfica de la ex-colegiata.
En los años ochenta del siglo XX la Diputación Foral de Vizcaya inicia, con el apoyo de la Diócesis de Bilbao, el proceso de restauración de lo que se mantenía en pie, especialmente la iglesia y el claustro. En 1988 se instala una primera comunidad de monjes cistercienses procedentes de la Abadía de Santa María de la Oliva, en Navarra. En la actualidad se constituyen en priorato de la orden trapense, manteniendo abierta una hospedería para peregrinos.

Descripción
El complejo consta de:
La iglesia, del siglo XIV en sus orígenes aunque con muchas remodelaciones correspondiendo el estado actual a un estilo gótico y pudiéndose fechar en el siglo XV. En su interior hay un magnífico órgano, de los más antiguos de Vizcaya y un conjunto escultórico interesante. El pórtico tiene curiosas tallas en sus vigas y la puerta de entrada luce un conjunto escultórico que representa a Jesucristo con dos ángeles músicos.
El claustro, renacentista. De planta cuadrada y dos cuerpos con arcos de medio punto el primero y rebajados el segundo. En las enjutas hay conchas de peregrino y cruces flordelisadas.
La puerta este, que es la principal de entrada al complejo religioso, es de medio punto con el escudo de armas de las familia Múgica y Butrón.
La puerta oeste, más pequeña que la este luce el mismo escudo y sobre el mismo la imagen del águila con el cráneo entre las garras.
Tuvo hospital de peregrinos que se destruyó en un incendio pero que ha sido reconstruido recientemente y sirve como hospedería. Quedan restos de la calzada de acceso que formaba parte del camino de Santiago.

(Wikipedia)

Monasterio de la Humilde Encarnación - Segovia

El Monasterio de la Humilde Encarnación es un monasterio de clausura de las Madres Agustinas que se encuentra en la ciudad de Segovia, en la comunidad autónoma de Castilla y León, en España.
Fundado en el siglo XVI, es conocido también como Monasterio de Santa Rita.

(Wikipedia)

Monasterio de Sancti Spiritus - Toro

Construcción del siglo XIV (año 1307), situada junto al cementerio judío. Fundado por Doña Teresa Gil, destacan en este monasterio la azulejería de pavimentos y zócalos, los artesonados, las armaduras de la iglesia, la bóveda de la capillar, el retablo mayor churrigueresco y el claustro con columnas de capiteles clónicos. El coro de la iglesia tiene tres sepulcros, como el de Doña Beatriz de Portugal, realizado en alabastro y sostenido por diez cabezas de leones. La cubierta morisca de la iglesia posee una colección de frescos (pinturas murales) de estilo gótico.

(El País)

domingo, 9 de julio de 2017

Abadía de Santa María de Viaceli - Cóbreces

La abadía de Santa María de Viaceli es un monasterio de la Orden de la Trapa ubicado en la localidad de Cóbreces, municipio de Alfoz de Lloredo, Cantabria (España), divisando el mar Cantábrico y a escasos 500 metros del mismo.
Originalmente cisterciense, el monasterio se encuentra habitado en la a abadía de Santa María de Viaceli ctualidad por una comunidad de la Orden Cisterciense de la Estrecha Observancia (monjes trapenses).

sábado, 10 de junio de 2017

Monasterio de San José - Calahorra

Este convento se fundó en Calahorra en 1598 con religiosas Descalzas de la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo. Muchas fueron las personas que apoyaron la construcción del mismo, siendo consagrada su iglesia en el año 1642, entre otras cabe destacar, al Obispo de Calahorra y La Calzada, Pedro Manso de Zúñiga y el titular del Patronazgo, José González de Uzqueta.
La iglesia del monasterio es la única dependencia que en la actualidad se puede visitar, consagrada en 1642, es de planta de cruz latina, de clara raigambre carmelitana que sigue el modelo canónico de principios del siglo XVII.
La fachada de la iglesia consta del típico rectángulo carmelita coronado por frontón triangular rematado por bolas. Encima de la puerta principal una imagen en piedra de San José con el niño de 1649 y de procedencia madrileña, a ambos lados águilas tenantes de escudos de González de Uzqueta.
El retablo mayor de estilo clasicista, es de la primera mitad del siglo XVII, en el centro del cuerpo, grupo escultórico de la Trinidad y de la escuela castellana de Gregorio Fernández. En las calles laterales y ático, lienzos sobre la vida de Santa Teresa.
En el retablo lateral de la izquierda puede admirarse la extraordinaria talla de Cristo atado a la columna, obra de Gregorio Fernández de 1625 y un óleo de Jesús Salvador del Mundo.
En la nave central existen dos retablos neogóticos con las imágenes de Santa Teresa de Jesús en el lateral derecho.
En el brazo sur del crucero, un lienzo de Bartolomé Román de 1644, que representa e martirio de San Bartolomé y en el coro bajo, un magnífico crucifijo romanista de finales del siglo XVI, obra del escultor portugués Manuel Pereira.
El monasterio cuenta con una hospedería con un amplio patio interior. Las monjas carmelitas que viven aquí elaboran exquisitos dulces y pastas de repostería monástica.

(La Rioja turismo)