viernes, 27 de enero de 2017

Santuario de Ujué - Navarra

Ujué es el testimonio de la devoción de todo el reino a una Virgen de ojos grandes y sonrisa enigmática que ha presidido la historia de Navarra. Un rey le entrego su corazón que allí se conserva. En nuestros días, preferentemente en el mes de mayo, los pueblos suben las pendientes que llevan a Ujué en impresionantes romerías penitenciales. 
La devoción del pueblo y de sus reyes culminó en la piedra de una magnífica basílica gótica, que, así como ocurre también en Leyre, guarda en su interior como un ex-voto la cabecera de su primitivo templo románico.
(La España románica - Ediciones Encuentro)

Santa Maria del Castillo - Claramunt

La Pobla de Claramunt-Barcelona
Santa María del Castillo de Claramunt es una iglesia en ruinas construida por encima de las murallas del Castillo de Claramunt. en el ayuntamiento del mismo nombre.
La primera noticia que se conoce del conjunto de Iglesia y castillo datan del 978.
En el verano de 1463 durante la Guerra Civil Catalana, el conjunto fue derribado a petición del consejo de Igualada, aliado de la Generalidad de Cataluña.
En el año 1484 ya se había reconstruido el castillo, aunque de la iglesia sólo se reconstruyeron las dos naves correspondientes a los dos ábsides, los que se habían mantenido durante el derribo.
El culto religioso fue abandonado definitivamente en 1606. aunque el año 1754 Benedicto XIV concedió desde el patio del castillo la indulgencia plenaria durante la fiesta de la Santa Cruz del 3 de mayo. Actualmente esta fiesta se denomina «Aplec de la Santa Cruz» y se celebra el primero de mayo de cada año.
Durante la Guerra de Sucesión española las tropas de Felipe V ocuparon el castillo. La población de la zona sufrió ataques y continuos saqueos durante la Guerra de la Independencia española.

(Pueblos fantasmas de Cataluña)

sábado, 21 de enero de 2017

Santa Maria la Real - Sanguesa

En Sangüesa, como en todas las poblaciones fronterizas es difícil distinguir entre lo que tiene de fortaleza que resiste y de puerta que se abre. Sin embargo, tanto de su historia como de su modo de ser actual, justo es deducir en Sangüesa domina la ciudad abierta, cordial y generosa. Su gran tradición acogedora, le viene de la Edad Media, en su condición de importante etapa en el camino de los peregrinos. Y con las gentes llegaron también las artes, , la cultura, las ideas, que aquí convivieron y dejaron un testimonio en las piedras de sus monumentos.

Monasterio de Sant Aniol d'Aguja-Montagut y Oix-Girona

Este monasterio fue fundado en el año 359 por monjes benedictinos.
En el lugar funcionaba el antiguo santuario del mismo nombre, se decia que el santo curaba el mal de ojos y otros males con el agua que brotaba de los muros de la cueva del Abad,  que esta situada junte a la iglesia y a la que se accede bajando unos escalones.
Con el tiempo la iglesia se transformó en un polo de atracción de peregrinos,  que en la actualidad han sido sustituidos por excursionistas atraídos por vistas como los gigantescos riscos de Gitarriu y por sus pozos y caídas de agua cristalina. Esta zona es ideal para practicar senderismo en verano y bañarse en algunos de les pozos de agua helada.
la iglesia de Sant Aniol d'Aguja fue declarada "Bien de interés Cultural " en 1953.

(Pueblos fantasmas de Cataluña) 
 

martes, 17 de enero de 2017

Convento de San Francisco - Carrión de los Condes

El convento de San Francisco de Carrión de los Condes fue fundado a principios del siglo XIII, en una fecha que se ha situado entre 1218 o 1227, según las fuentes. Además del propio convento, cuidaban de dos iglesias de la población, la iglesia de Santa María del Camino y la iglesia de Santiago. Fue reformado con la llegada de los observantes. Después de sufrir los efectos de la guerra de la Independencia (1811) que acabó con lo poco que quedaba, se reconstruyó la iglesia más tarde, pero con la desamortización de 1835 se abandonó y sus restos y  su solar fue adquirido por Daniel Álvarez de Bobadilla en 1871.
La iglesia siguió abierta al culto gracias a la Venerable Orden Tercera, pero la ruina era tal que en 1924 se tuvo que vender la espléndida sillería del s.XVII para poder acometer su reparación. Actualmente del monasterio de Santa Clara se conservan algunas de las obras artísticas que guardaba la iglesia, como San Pedro Regalado, San Antonio de Padua, San Diego de Alcalá, la Virgen de los Ángeles, San Luis Obispo y San Cristóbal.
La pila bautismal y varios escudos fueron salvados para memoria de la ciudad y ornamento de jardines de la plaza Conde de Garay, antiguo mercado viejo, frente al propio monasterio.
Después de una larga negociación, en 2005 el Ayuntamiento adquirió la iglesia al Obispado de Palencia por precio simbólico, con el objeto de rehabilitar el inmueble. Hoy día pertenece a propiedad privada.


(Ayuntamiento de Carrión de los Condes)

lunes, 16 de enero de 2017

Monasterio de San Ginés de la Jara - Murcia

El monasterio de San Ginés de la Jara se encuentra situado en la diputación de El Beal, en el término municipal de Cartagena en las inmediaciones del mar Menor en España, y en las laderas Cabezo de San Ginés.
Se trata de un monasterio, en la actualidad abandonado, que se encontraba bajo la advocación de San Ginés de la Jara.
Existe constancia de cultos mozárabes en la actual ubicación del monasterio desde antes del siglo XI en plena dominación islámica.
En el siglo XIII existía una ermita adosada a una torre defensiva ocupada por monjes agustinos, que fue mandada construir por el rey Alfonso X el Sabio.
En 1541, el papa Pablo III reconoce la santidad de San Ginés de la Jara y establece oficios religiosos en torno a la celebración de San Ginés de la Jara el 25 de agosto.
El monasterio actual fue levantado por la orden franciscana en el siglo XVI bajo el patronazgo del marquesado de los Vélez. De esta época data la fachada principal en la que se encuentran los escudos de los mencionados franciscanos y de los Vélez.
Exceptuando la fachada renacentista, la configuración actual del convento se debe a una reconstrucción total realizada en el siglo XVII. En esta centuria se construyó la actual iglesia de una sola nave y seis capillas laterales (tres a cada lado) con un retablo de perspectiva fingida sobre el altar mayor. Tiene un coro (en la actualidad desplomado) sobre los pies de la iglesia sobre los que se situaba un órgano barroco.
El monasterio contaba también con un claustro, muy modificado por una reforma realizada en el siglo XIX, una torre, varias ermitas esparcidas por el monte cercano y algunas edificaciones anexas.
Como un oasis de verdor en el árido Campo de Cartagena se extendía alrededor del monasterio un fértil y frondoso huerto y jardines muy celebrados por el escritor Francisco Cascales quien visitó el monasterio en el siglo XVI: (...) con dos copiosas fuentes que llenan una grande alberca: de aquí salen regueras guiadas por diversos caminos a todas las partes de él, con que se baña a menudo la óptima tierra y se engendra la inmensa fertilidad de árboles, yedras y flores... Aquí hay calles de naranjos..verdes arrayanes, idumeas palmas, altísimos pinos donceles preñados de su fruta dura, encumbrados cipreses... Ceres trocó en menudo trigo, lentiscos humildes y olorosos sabucos, y entre ellos, diversas flores por los márgenes sembradas, deleitando con su verdura y enamorando con sus olores...
Francisco Cascales. Discurso de la ciudad de Cartagena (1598)
En el siglo XIX el monasterio fue desamortizado y comenzó la ruina del cenobio. Algunas capillas con frescos del siglo XVII fueron derribadas.

El monasterio en la actualidad

En la actualidad, a pesar de haber sido declarado Bien de Interés Cultural por decreto de 28 de febrero de 1992, el monasterio está en un lamentable estado de ruina debido a su abandono. Numerosos elementos muebles de su interior, como el órgano y algunos retablos han desaparecido, y parte de la nave y el claustro se hallan hundidos.
Todo el jardín y el huerto que rodeaba el monasterio se encuentran completamente secos.
Por el penoso estado de conservación en el que se encuentra ha sido incluido en la Lista roja de patrimonio en peligro por la asociación Hispania Nostra.

(Wikipedia)

sábado, 14 de enero de 2017

Monasterio de San Francisco - Ávila

Dentro del arrabal, extramuros, de Ajates, se construye en estilo gótico del Siglo XIII. En el Siglo XV la familia de los Dávila levantaron una nueva capilla mayor, y a finales de esa misma centuria, el obispo de Plasencia, Rodrigo Dávila Valderrábano, edificó una capilla octogonal adosada a la cabecera. El interior es muy similar a la iglesia de Santo Tomás, destacando su bóveda estrellada, una de las más ricas de la ciudad, posiblemente obra de Juan Guas.
Las obras en el monasterio se prolongan durante todo el S.XVI. La ruina del monasterio sobrevino con la invasión francesa, momento en que se utiliza como acuartelamiento. A partir de la desamortización de Mendizábal, sus piezas más valiosas irán siendo desmontadas para ser vendidas.
El monasterio ha sido restaurado, habiéndose transformado en auditorio municipal, donde tienen lugar numerosos eventos culturales.

(Oficina de Turismo)

miércoles, 11 de enero de 2017

Monasterio Real de San Benito - Sahagún (León)

El Monasterio Real de San Benito estaba situado en Sahagún (León, España).a Fue un monasterio muy importante durante la Edad Media, llegando sus posesiones desde Tierra de Campos hasta Liébana y Segovia. Fue el principal foco de la reforma de los monasterios benedictinos cuando se introdujo la regla de Cluny por primera vez por este lugar en el año 1080 en la península ibérica. La decadencia del monasterio comenzó en el siglo XV, coincidiendo con la fundación del Monasterio de San Benito de Valladolid y la reforma implantada en el mismo. La desaparición del monasterio fue fruto también de la continua lucha con la villa de Sahagún por el poder sobre la población, que provocó que se incendiase el monasterio varias veces por las revueltas, y la desamortización en el siglo XIX.

Historia
La historia del monasterio comienza con Alfonso III el Magno, cuando adquiere una iglesia existente en el lugar donde se veneraban las reliquias de los santos mártires Facundo y Primitivo para donársela al abad Alonso que venía huyendo de las persecuciones a los cristianos decretadas en Córdoba. El primer documento escrito sobre el monasterio data de esta época, cuando en el año 904 Alfonso III dona la villa de Calzada al abad Alonso.
En el año 988 Almanzor destruye la abadía en una incursión.
La época de mayor esplendor del monasterio está asociada con la figura de Alfonso VI, al elegir este lugar para tomar los hábitos y profesar en él antes de convertirse en rey. Su matrimonio con Constanza de Borgoña propició la entrada de los monjes de Cluny en la abadía, puesto que por su procedencia francesa estaba interesada en implantar la liturgia romana que se practicaba en Francia. En 1080 Alfonso VI nombra abad al francés Don Bernardo de Aquitania y en el año 1085 concede a Sahagún los conocidos fueros de Sahagún que propiciaron el crecimiento de la villa, pero siempre bajo el poder de la abadía. Se acrecentó tanto el poder del abad que el rey le cedió la jurisdicción sobre el territorio del monasterio, que dependía directamente de la Santa Sede.
El descontento con los fueros que atosigaban a los vecinos de la villa, tales como la obligación de utilizar el horno del monasterio o la prohibición de vender pescado o vino, produjo una serie de revueltas contra el monasterio, la primera de las cuales tuvo lugar en 1087 y que alcanzaron su punto más álgido en los primeros compases del siglo XII. En el año 1095 se suprime el monopolio de horno.
Al morir Alfonso VI en 1109 fue enterrado en el monasterio, al igual que sus esposas. Esta costumbre de utilizar el monasterio como panteón funerario fue seguida por otros nobles, como Pedro Ansúrez. De esta época es el sarcófago de Alfonso Ansúrez, su hijo, anteriormente albergado en el Museo Arqueológico Nacional y en la actualidad en el Museo de la Colegiata de San Isidoro de León.
En el año 1110 Doña Urraca se refugia en el monasterio tras discutir con Alfonso I el Batallador, a la espera de que llegase la bula que anulaba su matrimonio con él. Esta situación desembocaría en el saqueo de la abadía en el año 1111 por los burgueses de Sahagún apoyados por el rey de Aragón Alfonso I el Batallador. Después de este último saqueo se nombra abad a Ramiro el Monje, hermano del Batallador, que posteriormente llegaría a rey de Aragón.
Juan I de Castilla emprende en 1388 la reforma del clero castellano, donando a los monjes benedictinos el Alcázar de Valladolid donde fundan en 1390 un monasterio con monjes procedentes de Sahagún.
La decadencia del monasterio se produce en el siglo XV. La monarquía, deseosa de eliminar el poder señorial, irá disminuyendo los privilegios del abadengo hasta que en 1488 las ordenanzas reales eliminan el señorío. Poco tiempo más tarde, en 1494, el monasterio pierde su independencia eclesiástica al pasar a depender del monasterio de Valladolid, fundado un siglo antes con monjes del propio monasterio de Sahagún.
En el año 1755 el Terremoto de Lisboa afecta a la estructura del crucero de la basílica, debiendo realizarse una serie de reformas profundas para evitar la ruina del monasterio.
En el año 1820 se produce la exclaustración del monasterio, tras el decreto de supresión de la Órdenes Monacales realizado durante el Trienio Liberal. Posteriormente, en los años 1821 y, sobre todo con la Desamortización de Mendizabal en 1837 son sacados a subasta pública los edificios que conforman el monasterio, con la excepción de la Torre del Reloj, por contener el reloj de la villa,y que pasó a ser propiedad del ayuntamiento y el Arco de San Benito junto al tramo adyacente por haberse proyectado una carretera bajo el mismo. Las piedras de sillería, columnas, basas, capiteles, etc.. que quedaban en las ruinas fueron subastadas individualmente.

(Wikipedia)

Iglesia de Sant Mateu de Vall-llobrega-Girona

La iglesia de Sant Mateu de Vall-llobrega, se encuentra cerca del pueblo de Vall-llobrega, en la zona del Bajo Ampurdán.
Hay datos del año 1362 que informan que esta iglesia perteneció al monasterio de Sant Feliu de Guíxols,
actualmente esta en ruinas y hay un proyecto para reconstruirla.
En terrenos cercanos a la iglesia se han encontrado restos de una ciudad romana del siglo I.
Según una leyenda del lugar, un domingo en que se oficiaba misa se empezó a oír el berrido de una cabra salvaje que impedía oficiar la misa, algunos hombres salieron y espantaron al animal. A los pocos minutos de reiniciada la misa, nuevamente los berridos de la cabra volvieron a interrumpirla. El capellán algo nervioso y molesto salió del templo presenciando sorprendido como la cabra se elevaba hacia el cielo, aquello hizo que todos los asistentes a la misa salieran al exterior, un momento después el techo de la iglesia se derrumbó de un solo golpe cayendo sobre la nave central.
De no ser por la cabra montesa y su providencial aviso una cantidad importante de ciudadanos de Vall-llobrega hubieran muerto o resultado heridos.
Dicen que por este motivo el escudo de armas del pueblo de Vall-llobrega llevaba incorporada una cabra montesa.
La Iglesia se puede visitar y ver que las paredes están íntegras y son de una considerable altura pero el techo ya no existe. 

(Pueblos fantasmas de Cataluña)

martes, 10 de enero de 2017

Monasterio de San Esteban - Banyoles (Gerona)

El Monasterio de San Esteban (en catalán Sant Esteve) se encuentra situado en el casco antiguo de la ciudad de Bañolas, en la comarca del Pla de l'Estany. Puede ser considerado como una de las primeras fundaciones monásticas benedictinas en Cataluña (España).
En 1973 fue declarado Monumento Histórico Artístico.

Historia
Aunque no se conoce la fecha exacta, el monasterio se fundó antes de 812. Su creación fue a cargo del abad Bonitus que obtuvo del conde Odilón de Gerona los derechos sobre unos terrenos conocidos como "Baniola" en el pagus de Besalú. El primer documento escrito en el que aparece citado el monasterio de San Esteban es de fecha 822; en el documento se cita la autorización del conde Odilón para que se realicen trabajos en el terreno antes citado.
El sucesor de Bonitus, el abad Mercoral, obtuvo de Ludovico Pío el precepto que le confirmaba la propiedad del lago de Bañolas, sus aguas y los terrenos que lo rodeaban.
Los primeros habitantes de Bañolas se instalaron alrededor del monasterio y quedaron durante siglos bajo el poder feudal del abad. Los edificios del cenobio sufrieron diversas destrucciones a lo largo de su historia. El conjunto arquitectónico que ha llegado hasta nuestros días es una mezcla de estilos, producto de las diferentes épocas en las que se construyó.
En el siglo X quedó destruida la primera iglesia del monasterio después de sufrir el ataque de las tropas sarracenas. En 957 el obispo Arnulfo de Gerona consagró un nuevo templo, construido con tres vueltas de piedra y tres ábsides. En el siglo XI San Esteban sufrió una nueva destrucción; se reformó y se realizó una nueva consagración en el 1086.
El conjunto del edificio también se vio afectado por los terremotos que asolaron la zona en 1427 y 1428. En 1655 se destruyó el campanario del monasterio, el claustro románico y una parte del templo. En el siglo XVII se inició la reconstrucción. Entre 1692 y 1699 se construyó un nuevo campanario.

Edificio
El primer claustro documentado del monasterio está fechado en 1086 y era de estilo románico. El que puede verse hoy en día se construyó en el siglo XVIII en estilo neoclásico.
La iglesia del monasterio es de una única nave, terminada con un triple ábside. La fachada de entrada de la actual iglesia es de estilo gótico tardío, construido en el siglo XVI, mientras que el resto del edificio es del siglo XVII de estilo neoclásico.
Existen otras dependencias como el refectorio, el dormitorio, la Sala capitular, las viviendas de los monjes, la bodega, el granero, el establo, la cocina y la portería.
En el monasterio de San Esteban se conservan diversas obras de arte como el "Retablo de Nuestra Señora de la Escala", de mediados del siglo XV y atribuido al maestro Joan Antigó. En el centro del retablo se encuentra una escultura gótica policromada de la Virgen de la Escala, del siglo XIV.
La "arqueta de Sant Martirià" está considerada como uno de los elementos más destacados de la orfebrería gerundense. Se trata de una pieza gótica del siglo XV. La caja en la que se encuentran los restos de Sant Martirià, patrón de la ciudad, es de madera de ciprés y está recubierta de plata. Tiene forma de templo gótico y está rodeada por veinticuatro figuras del mismo metal.
Durante las obras de rehabilitación del claustro, finalizadas en 2003, aparecieron diferentes restos de capiteles románicos, valorados como de gran importancia patrimonial, del siglo XI, así como unas pinturas policromadas de la época gótica tardía.
Otra pieza destacable es el órgano del monasterio. De estilo barroco, construido en el siglo XVIII, está situado sobre el vestíbulo de la iglesia.

(Wikipedia) 

La Virgen de los Lirios - Alcoy (Alicante)

El monasterio franciscano está dedicado a la Virgen de los Lirios, muy venerada por todas las serranías y en el que se celebraban devotas vigilias de día y de noche. Los pueblos vecinos al monasterio, como Terrazas, Castrovido y Salas, la han venerado generación tras generación con romerías, vísperas, legados de misas..., hasta el año 1835, cuando debido a la desamortización de Mendizábal fue abandonado y destruido casi en su totalidad.
A este respecto cuenta la tradición que no pudo ser llevada a otros pueblos por oponerse milagrosamente, no oponiendo resistencia al conducirla, un vecino de Monasterio, a pesar de ser poco creyente.
Cuenta la leyenda también que una mujer de Salas de los Infantes, tan influyente como devota, no pudiendo llevarse la imagen entera -que data de 1440- mandó cortar la mano derecha de la imagen de la Virgen. Al quedar manca la Virgen se construyó una de mármol y se reemplazó, aunque en 1970 fue sustituida por una de madera. Para recuperar la tradición, desde hace años y por el ímpetu del franciscano Emiliano María Esteban, hijo de Monasterio, se está haciendo todo lo posible por revivir el culto a la Virgen de los Lirios; muestra de ello es la Romería que cada 14 de agosto hacen los vecinos.

(Sitio Web de Agalsa)

domingo, 8 de enero de 2017

Monasterio de San Fiz - Cangas

Se trata de un monasterio de monjas benedictinas de modestas dimensiones. Se le encuentra mencionado por primera vez en 1108, cuando su abadesa intervino en una donación. Se menciona de nuevo en 1280, pero las noticias de esta casa son pocas. A finales del siglo XV, cuando se reformaron los monasterios benedictinos, éste tenía vacante el título de abadesa, lo que facilitó su supresión e incorporación de sus bienes a San Paio de Antealtares, en 1494.

(Monestirs)

Convento de San Martiño - Mondoñedo

Este convento de San Martiño, también conocido como Monasterio de los Picos, esta situado a las afueras de la Villa de Mondoñedo, en la provincia de Lugo ( Galicia). No se sabe muy bien cual fue la fecha de construcción ,  se cree que fue en el año  1348,la iglesia y la torre fueron reconstruidas en el siglo XVIII dándole a esta mas altura. En sus orígenes  sus moradores fueron Terciarios Franciscanos y mas adelante Pasionistas, fue lugar de posada de peregrinos, quedando deshabitado en 1964.Hoy en día su estado es de semiabandono .
La subida hacia el convento es conocida con el nombre del Calvario por la existencia de un Vía Crucis.Y se cree que el nombre de los Picos tiene su origen en las vestimentas de los primeros frailes  que allí habitaron, probablemente en las puntiagudas capuchas.
El convento esta situado en un lugar de privilegio desde donde se domina una amplia extensión de terreno, ofreciendo unas maravillosas vistas para el disfrute del visitante.

(Enfoques) 

Monasterio de San Jerónimo de Buenavista - Sevilla

El Monasterio de San Jerónimo de Buenavista fue un monasterio de frailes de la Orden de San Jerónimo situado en la ciudad de Sevilla (Andalucía), fundado en 1414 por fray Diego de Sevilla, cuando regresó a su ciudad natal después de haber residido en el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe. Desde el año 1575 fue uno de los conventos donde se imprimieron las bulas de la Santa Cruzada a Indias, una autorización para la conquista de América que se vendía por las calles.
Sufrió graves daños durante la Guerra de la Independencia Española y fue desamortizado en 1834.
Fue declarado en 1964 monumento histórico-artístico, conservándose parte del claustro principal y otras ruinas, y en la actualidad da nombre a una barriada de la ciudad, el barrio de San Jerónimo (en el Distrito Norte), así como a la estación de San Jerónimo, ubicada en el mismo. 

Historia
En 1413 regresó a su ciudad natal fray Diego de Sevilla (m. 1446), profeso del jerónimo de Guadalupe para solucionar asuntos jurídicos. Un año más tarde expresó a su padre Nicolás Martínez de Medina, contador mayor y tesorero de Juan II de Castilla, su deseo de fundar el monasterio. El padre fue el promotor, y el jurado Juan Esteban aportó un solar en el pago de los Mazuelos, también llamado de Buenavista, situado en el camino real, extramuros de la ciudad y tras la puerta de la Macarena, junto a un meandro del río Guadalquivir. El 14 de enero de 1414 ya se había erigido el monasterio, y días más tarde, el 11 de febrero, se colocó la primera piedra, incorporándose a la Orden Jerónima en 1426. Cuando falleció fray Diego en 1446 las obras ya estaban muy avanzadas, y en 1450 se concluyeron las obras de la iglesia, de estilo gótico flamígero. Durante los siglos XVI y XVII se llevaron a cabo obras de gran consideración, como el claustro que se conserva, de trazas herrerianas realizado en piedra arenisca procedente de El Puerto de Santa María, de la misma cantera que proveyó las obras de la catedral de Sevilla y otros monumentos.
Además de monasterio, fue hospedería de los caminantes que llegaban a Sevilla, y por su situación en el camino real que llevaba hasta la ciudad pasando por la puerta de la Macarena, lugar en el que los monarcas juraban los privilegios de la ciudad, también estuvieron en él los Reyes Católicos, Carlos I, Felipe II y Felipe IV de España antes de realizar su entrada triunfal en la ciudad. En 1575 Felipe II concedió al monasterio el privilegio de imprimir la bula de la Santa Cruzada para las Indias, instalando una imprenta en sus dependencias.
En el año 1800 fue visitado por Juan Agustín Ceán Bermúdez y Francisco de Goya para ver la imagen del santo titular realizada por Pietro Torrigiano en terracota. La llegada de la Guerra de la Independencia Española supuso el inicio de la destrucción del templo, y en el año 1809 comenzó la incautación de sus bienes, y utilizado como cuartel, fue saqueado entre 1815 y 1820 por sus tropas. A pesar de ello, la comunidad de religiosos regresó al monasterio en 1823, abandonándolo definitivamente en 1834 con motivo de la desamortización de Juan Álvarez Mendizábal.
Pasó a manos de Enrique Hodson, un inglés que implantó en 1843 una fábrica de vidrio en la iglesia y otras dependencias conventuales; en 1850 albergó una iglesia y cementerio protestantes y más tarde sirvió de cortijo de recreo para una familia aristocrática sevillana, los Salvatierra. En 1964 fue declarado monumento histórico-artístico, y sus propietarios vendieron el inmueble al Ayuntamiento de Sevilla en 1984 debido al estado ruinoso y difícil mantenimiento, para edificar sobre las ruinas en el año 2011 un centro cívico destinado a su barrio, que dependerá del propio ayuntamiento.

Obras de arte
Los últimos enseres que custodiaba se pierden tras la venta de 1984: una talla realizada en caoba de San Jerónimo, procedente de la sillería del coro, un cuadro del siglo XVII con una vista del monasterio y otras piezas, que quedaron en poder de los antiguos propietarios del inmueble.
En sus mejores tiempos albergó piezas de Pietro Torrigiano, Murillo, Valdés Leal o Juan de Espinal, muchas de ellas desaparecidas, conservándose una imagen de San Jerónimo penitente en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, realizado por Torrigiano hacia 1525.

(Wikipedia)

viernes, 6 de enero de 2017

Monasterio de Nuestra Señora del Prado - Valladolid

El Monasterio de Nuestra Señora de Prado es un antiguo complejo monacal ubicado en junto al río Pisuerga, en la ciudad de Valladolid. Se encuentra cerca de las Cortes de Castilla y León, y actualmente alberga dependencias de la Junta de Castilla y León.
Monasterio de la Orden de San Jerónimo, fue fundado en 1441 en la "iglesia y ermita" de Santa María de Prado", situada junto al Pisuerga, por una donación del abad de la Colegiata de Valladolid y con apoyo económico de Ruy González de Avellaneda y su esposa doña Isabel de Ávila. Contó con el patrocinio de numerosos nobles y monarcas, en especial de los Reyes Católicos.
El primer monasterio se construyó entre 1440 y 1443, de obra muy modesta. En 1480 la reina Isabel la Católica mandó hacer la iglesia.
En torno a 1481, por disposición de los Reyes Católicos, se autoriza a que en el Monasterio de Nuestra Señora de Prado se instale la Real Imprenta de Bulas, donde se imprimieron las "Bulas de Cruzada". De esta actividad tomó el nombre el Claustro de Bulas.
Hubo reformas en 1673 y 1726.
Desamortizado en 1821, se destinó a cárcel y psiquiátrico; luego empezó su ruina y deterioro, hasta su reconstrucción para ser utilizado por las consejerías de Educación y Cultura y Turismo por la Junta de Castilla y León.

Estilo
La fachada occidental subsiste tal y como fue reformada en 1673. Sobreviven además tres claustros (Claustro de Praves, Claustro de bulas y Claustro Martínez), sacristía, sala capitular, gran escalera y refectorio. Responde en sus características generales a la época de Felipe III, en que se renovó completamente en estilo clasicista. La portada del monasterio se construyó en 1726 por Fray Pedro Martínez, arquitecto benedictino. Es una fachada-retablo de tres cuerpos que van disminuyendo en altura, tratados con perspectiva fugada y un carácter escenográfico típico del Barroco.
El claustro principal es obra de Francisco de Praves (1605), cuadrado, con dos plantas, ambas con arquerías de medio punto y realizado en piedra, la baja de orden dórico con bóvedas de medio cañón, la alta de orden corintio con bóvedas de arista.
El Claustro de Bulas cuenta como particularidad en sus muros con un reloj de Sol y otro de Luna, lo que ha hecho que este claustro sea conocido también con el sobrenombre de "Claustro del Tiempo".

(Wikipedia)

Monasterio de Fontclara - Albalate de Cinca

Fontclara es una partida de terreno perteneciente al Ayuntamiento de Albalate de Cinca, partido judicial de Fraga, comarca del Bajo Cinca /Baix Cinca.  La memoria de un monasterio edificado en dicha partida se perdió, hasta que en 1986, efectuando una nivelación de terreno, emergieron unos restos de piedras que sorprendieron a todos.  Dicha tierra está en la margen izquierda del Cinca,  pero no muestra huellas del edificio. Así pues, nos deberemos conformar con las huellas documentales.
Este monasterio, conocido documentalmente como Fontis Clari, Fontes Claras,  Fuentesclaras, Fuenteclara,  Fontclaras y Fontclara –con posible toponimia más antigua de Foncalchers antes de su fundación- ha adolecido de estudios previos. Nosotros utilizaremos el topónimo de Fontclara, y no el de Fonclara, por ajustarse con mayor precisión o su origen primitivo.
Las primeras noticias de este monasterio cinqueño las dio a conocer mosén Francisco Castillón Cortada en 1976. Recientemente ha aparecido una excelente publicación de don Rafael Pablo Reimat que ofrece además noticias testimoniales. Muchas de nuestras notas eran coincidentes con los datos ofrecidos por los citados autores, por cuyo motivo debemos remitir a este lector a dichos autores. Así pues, a nuestro afán divulgativo, añadiremos aquellos datos desconocidos por los citados señores Castillón y Reimat.
Debemos recordar que el obispo de Lérida Guillem Pérez fijó los límites de su obispado en 1150 incluyendo Albalate de Cinca, así como  Tamarite, Calavera (despoblado al norte de Belver de Cinca), Zaidín, Fraga y Mequinenza. En 1168 se redactaron ordinaciones para el funcionamiento de la Seo de Lérida asignando diversas rentas a los canónigos sobre las iglesias del Cinca. También se concedía al obispo ilerdense la primicia (o cuarta décima) de todas las iglesias hasta el Cinca, y al sacristán de Lérida las cenas y primicias de las iglesias de Albalate, Calavera y Zaidín.
Instalados los templarios en el Cinca -después de la conquista de Fraga- tuvieron que disputar con el obispo de Lérida y canónigos las rentas de sus feligreses. En 1173 ya habían celebrado su primera concordia de repartos, “episcopus quoque supradictus sibi retinet Eschis (Stig, Estiche), cum omnibus suis terminis, et Splues (Splús, Esplús) et Arrabal (Rafals, Ráfales) cum suis terminis tan regano quam secano de Foncalcher (Fontclara?) et Albatah (Albalate de Cinca) et Oso (Osso de Cinca) et Zeidi (Çaydí, Saidí, Saidín, Zaidín)”. No obstante, los conflictos generados por ingresos de cada una de ambas instituciones iban a perdurar en el tiempo. Incluso pudieron ser el origen del cambio de fronteras administrativas del Cinca a La Clamor de Almacellas. En este intervalo, antes del cambio de fronteras, ya había llegado al Cinca una nueva comunidad de monjes blancos, así llamados por el color de su hábito. Según el señor Reimat, se accedía al lugar donde estaba situado este monasterio saliendo de Albalate por la calle Monzón y siguiendo el camino de las Fonclaras y la Plana de Paulino. En esa es donde se han hallado restos medievales, y muy cerca –en torre de Novales- una villa romana cuyos mosaicos fueron  trasladados al museo provincial de Huesca al principio de los años 70 del siglo pasado.
No hemos hallado el privilegio de fundación. Sin embargo, noticias antiguas citan la fundación del monasterio de Fontclara a favor del Císter por el rey Jaime I en 1223. La edificación se puso bajo la advocación a Santa María, y la intención era la instalación de granjas de explotación cisterciense en nuestra ribera, como las que instalarían los mismos monjes procedentes de Poblet en la ribera del Segre (Escarp y Avinganya). Un cronista del siglo XVII –Carolas de Vic- da como fecha de fundación el 6 de enero de 1223, fecha que de momento deberemos tomar en consideración.
El señorío feudal de los lugares de Albalate, Montbrú y Fontclara había sido ofrecido por el rey Jaime I a don Ladrón, hasta que en 1228 los traspasó a la joven Aurembiaix, condesa de Urgel y amante real de la igual que otras localidades como Pomar de Cinca, Fraga, Estada, Estadilla y Zaidín. Tras la muerte de la condesa en 1231 volvió a manos reales, hasta que en 1246 agraciaba con los términos de Albalate al leridano Tomás de Santclemente, sucediéndoles en dichas posesiones Ramón de Montcada y su esposa doña Sibilia de Cervera en 1251.
En las décadas siguientes el monasterio de Fontclara compartirá sus posesiones con los señores de Montcada, hasta que se produjo en los últimos años del siglo XIII el asesinato de Simón de Montcada, hijo y heredero de los citados don Ramón y doña Sibila.

(La voz del Bajo Cinca )

lunes, 2 de enero de 2017

Santuario de la Tuiza - Zamora

El Santuario de la Tuiza es un templo barroco ubicado en el límite de los términos de Chanos y Lubián, pertenecientes al municipio de Lubián de la provincia de Zamora (Castilla y León, España).
En 1995 ha sido declarado bien de interés cultural con categoría demonumento. Es uno de los ejemplos más interesantes y de mayor raigambre popular, de la comarca zamorana de Sanabria y lugar de celebración de una conocida romería. El edificio responde a un esquema barroco muy puro, con claras influencias galaico-portuguesas, sobresaliendo su torre, en la que son de admirar su cúpula y linterna, ornadas con rica decoración de volutas.
Ubicación
El santuario se encuentra en el límite de los términos de Chanos y Lubián, pertenecientes al municipio de Lubián. Se encuentra situado al fondo de un valle y al pie de la vía A-52. Se encuentra situado en un bello paraje, rodeado de abundante arbolado, con paisajes claramente gallegos formados por helechos, robles chopos y pinos que forman una especie de bosque.
Historia
Su primer emplazamiento estuvo en un paraje llamado “Cavados”, en el término de Chanos, aunque en el siglo XVIII fue traslada a su actual emplazamiento. La tradición afirma que la capilla de la primera ermita fue reconstruida en su planta cuadrada piedra a piedra, correspondiendo pues con la actual capilla mayor; también se afirma que la torre tiene la misma procedencia. Ambas afirmaciones populares no encuentran su justificación a la vista del actual inmueble, a lo más se reaprovecharían algunos materiales en la construcción de la actual iglesia.
Cuenta también la tradición que uno de los colectivos más devotos de la Virgen de Tuiza fueron los segadores gallegos en su ir y venir a trabajar en verano a Castilla y León.
Descripción
Edificio con planta de cruz latina, en el que la cabecera y brazos del crucero son rectos y de escaso fondo. Del exterior destaca como una obra ajena a los gustos zamoranos y muy influenciada por las corrientes gallegas. Construida con buena sillería, cuenta con una cubierta de pizarra al estilo de la arquitectura de la comarca de Sanabria. La torre es cuadrada en el que se encuentran los vanos de las campanas y el cupulín, siendo aquí donde se concentran todos los motivos decorativos, pues la fábrica se caracteriza por su desornamentación. El brazo de crucero contiene una ventana apaisada para poder contemplar a la Virgen desde el exterior cuando el templo se encuentra cerrado.
De su interior destacan sus bóvedas pétreas de medio cañón soportadas sobre pilastras. El edificio cuenta con una puerta principal, existiendo otras dos en la nave que se encuentran enfrentadas y adinteladas.

Festividad
Los días grandes de este santuario son el último domingo de septiembre y el día de Nuestra Señora de las Nieves, el 5 de agosto.

(Wikipedia)

Ermita de la Alcobilla - Zamora

El santuario de la Virgen de "La Alcobilla" se encuentra dentro del término municipal de San Justo, en la tierra zamorana de Sanabria, (España).
El paraje en el que se encuentra la ermita, es además de especial interés por conservarse en él numerosos ejemplares de castaños centenerarios e incluso milenarios en algunos casos.
Romería de la Alcobilla
Nueve días antes del 8 y 9 de septiembre, del 30 de agosto al 7 de septiembre, se celebran misas por los hermanos cofrades fallecidos en el año en lo que se llama "La Novena". En esta romería participan vecinos de los pueblos de alrededor como San Justo, Barrio de Rábano y Rábano de Sanabria y demás devotos de toda Sanabria.
El día 8 de septiembre, la virgen de la Asunción de San Justo, la virgen Peregrina de Barrio de Rábano y la virgen del Rosario de Rábano de Sanabriasuben en procesión precedidas por el pendón de su respectivo pueblo (estandartes) hasta la ermita, y antes de entrar, los pendones reverencian a las Vírgenes de cada pueblo. Todo ello sin dejar de oír gaitas y tambores; esto no debe de extrañar, Sanabria está rayando con Galicia y Sanabria tiene un tipo de gaita autóctona.
El día 9, las Vírgenes vuelven a sus respectivas parroquias y pueblos no sin antes repetir la misa y las venias de los pendones y despedirse hasta el año que viene.
El nombre de "Alcobilla" se cree que es una degeneración de "escubilla", dado que en los alrededores de la ermita hay muchas escobas (arbusto de flor blanca o amarilla), bajo la cual, según la leyenda, un pastor encontró la talla de la Virgen. La ermita es del siglo XVI, y seguramente se edificó sobre un santuario ya anterior.

(Wikipedia)