miércoles, 3 de mayo de 2017

Monasterio de San Martín - Oliván

La iglesia de san Martín  se encuentra en Oliván   que es una localidad  perteneciente al municipio de Biescas, en el Alto Gállego, provincia de Huesca. Forma parte de las denominadas iglesias del Serrablo.
Se trata de una iglesia construida en sillar de tamaño mediano que tuvo dos fases constructivas. La original, del siglo XI, en estilo mozárabe o románico-lombardo (según autores) constaba de nave única, doble presbiterio atrofiado, ábside semicircular peraltado y torre adosada al muro norte. En el siglo XVI sufre una ampliación durante la cual se derriba el muro meridional para abrir un gran arco que comunica con la nueva nave, cerrada con testero recto. La  ampliación del siglo XVI   responde a la necesidad de aumentar la capacidad del templo.
Las naves se cubren mediante armadura de madera, el ábside románico con bóveda de horno y la cabecera recta del lado sur con bóveda de medio cañón.
La torre es de planta cuadrada y de un solo cuerpo, estrechándose su sección conforme se eleva en altura. En la parte superior debió haber triples ventanas, sustituidas en el siglo XVI por las arcadas que albergan las campanas. El acceso se hace desde la nave por una puerta en arco de medio punto sobre dintel, que por el lado de la torre sólo es en arco.
Como en todas las iglesias del valle del Gállego, el elemento más destacado es la decoración exterior del ábside. Sobre un basamento liso, hay dos lesenas mediales y dos a los lados que soportan siete arcos ciegos de medio punto. Apoyado en los arcos ciegos, una moldura en bocel que sirve de base al friso de baquetones.
Su restauración, llevada a cabo por la Asociación Amigos de Serrablo,  contó con la colaboración de los vecinos de la zona.
Las iglesias del Serrablo fueron consideradas Monumento Histórico-Artístico el 29 de septiembre de 1982.  El entorno de la iglesia de San Martín de Oliván fue declarado Bien de Interés.
Se conoce por el nombre de iglesias del Serrablo a un grupo iglesias construidas en la cuenca alta del río Gállego (comarca del Alto Gállego, en Aragón), generalmente en la margen izquierda, entre los siglos X y XI según las diversas hipótesis propuestas, y que han sido declaradas monumentos de interés histórico-artístico.
En función de las dos principales corrientes interpretativas acerca de estas iglesias, son consideradas o bien mozárabes construidas desde el siglo X por comunidades cristianas bajo dominio islámico (Antonio Durán Gudiol y la asociación Amigos de Serrablo); o bien (según otros historiadores del arte de la Universidad de Zaragoza) prerrománicas o de un primer románico del siglo XI surgido en los inicios del reino de Aragón. En tal caso sería una arquitectura de una época temprana del románico con elementos del arte mozárabe tomados de la arquitectura musulmana.
Generalmente adoptan una sencilla estructura de tener una sola nave, rectangular, de reducidas dimensiones, rematada en ábside semicircular, a la que se adosa una torre campanario. La cabecera suele decorarse con un friso superior de gruesos baquetones verticales, bajo el cual aparecen molduradas una serie de arquerías ciegas o lesenas. En la parte superior de la torre se abren vanos con de arcos de herradura apoyados en columnas. Tanto la puerta de acceso al templo como los vanos se suelen enmarcar con alfiz. En ellas está ausente casi por completo la escultura monumental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario