sábado, 13 de mayo de 2017

Monasterio de Sant Cugat

La fundación del Monasterio de Sant Cugat d'Octavià se sitúa en el siglo IX, en el contexto de la expanción de las vida monástica de manos de los benedictinos, dentro de los condados catalanes y bajo el impùlso de la monarquía franca.
Durante los siglos X y XI la comunidad de Sant Cugat gozará de una gran influencia política y espiritual en la diócesis y condado de Barcelona.
El claustro del Monasterio representa uno de los conjuntos románicos más relevantes de Cataluña y del románico en general. Se sabe que estaba en construcción en el año 1190 y guarda la firma del Maestro Arnau Cadell, que vivió en el Monasterio.
El conjunto de edificaciones del Real Monasterio incluye la iglesia con el campanario, el claustro y edificios anexos. Delante de la iglesia se encuentra el Palacio del Abad. Otros elementos del conjunto son el Portal Mayor y la Cruz de Término.
Rodeando el recinto, por el sur y el este, está la antigua muralla exterior
Fuñé declarado Bien de Interés Cultural Nacional en 1931.

(Ayuntamiento)

No hay comentarios:

Publicar un comentario