jueves, 21 de septiembre de 2017

Monasterio de Sant Feliu de Cadins - Mercadal

En el lugar del Mercadal de Girona existía una iglesia dedicada a Santa Susanna de la que se tiene constancia desde la segunda mitad del siglo XI. A finales del siglo XV las monjas de Sant Feliu de Cadins (en el Alt Empordà) recibieron unos terrenos alrededor de aquella iglesia con el fin de trasladar de lugar su monasterio debido a las precarias condiciones que tenían en el lugar de origen, en peligro de ruina. El traslado efectivo en Girona tuvo lugar en 1492, en el nuevo monasterio la comunidad cisterciense utilizaba la parroquia de Santa Susanna como iglesia monástica.
Este nuevo emplazamiento no impidió que la casa poco a poco cayera en decadencia, que siguió afectando una comunidad que en 1674 se encontraba reducida a dos monjas, por lo que recibieron apoyo de Vallbona de les Monges desde donde llegaron tres monjas el monasterio (1675). Ese mismo año Girona sufrió una invasión de los franceses, por lo que las monjas tuvieron que refugiarse en Barcelona. En 1762, debido a diferencias entre el párroco y la comunidad, esta decidió independizarse y levantar una nueva iglesia, lo que muestra a la vez un cierto buen estado económico del monasterio. La nueva iglesia de Santa María de Cadins se construyó entre el 1768 y 1770.
De nuevo por motivos bélicos las monjas se vieron obligadas a dejar el monasterio entre el 1794 y 1795, refugiándose en Valldonzella. El siglo XIX trajo más episodios problemáticos para la comunidad, la guerra de la Independencia y la desamortización, que no la afectó directamente y la comunidad pudo seguir su vida con cierta normalidad. Durante la guerra Civil el monasterio fue saqueado y arrasado, las monjas tuvieron que refugiarse en una casa particular y en 1944 se trasladaron a Salt y en 1980 a Sant Medir, lugar que dejaron hace unos años.

(Monestirs)

No hay comentarios:

Publicar un comentario