jueves, 21 de septiembre de 2017

Monasterio San Juan Bautista - Valfermoso de las Monjas (Guadalajara)

El Monasterio es un lugar encantador, silencioso y arropado del verde oscuro de los bosques y las alamedas junto al río. Allí dan su bienvenida al viajero las monjas benedictinas que lo ocupan, en ininterrumpida sucesión, desde el siglo XII.
El monasterio benedictino de Valfermoso de las Monjas es el monasterio vivo más antiguo de la provincia de Guadalajara, se encuentra en el hondo valle del río Badiel, junto al río.
Su historia es lejana: en 1186, un matrimonio de nobles atencinos, Juan Pascasio y doña Flambla, fueron sus fundadores.
El monasterio de San Juan de Valfermoso, fue en su origen una construcción de estilo románico, plenamente medieval, que fue agregando edificaciones según pasaban los años y crecía su capacidad económica. Los avatares de la historia, y muy especialmente el incendio y destrucción casi total a que fue sometido en el verano de 1936, hizo precisa su reconstrucción en los años siguientes a la Guerra Civil. De su vieja estampa, conserva la silueta alargada y maciza a la vez de su iglesia y edificios conventuales. Se penetra en el recinto atravesando un ancho portón que da paso a un íntimo patiecillo en el que canta una fuente. Una verja de hierro bien labrada da entrada a la iglesia, que es de una sola nave, y tras su remodelación reciente muestra la antigua planta de abside único semicircular, con la piedra primitiva vista en algunas zonas. Los altares e imágenes son modernos. Al convento se penetra por otra puerta adyacente, de gran arco adovelado semicircular. Todo en su interior es sencillo y funcional.

(Escuela transpersonal)

No hay comentarios:

Publicar un comentario